Bodegas Bilbaínas, perteneciente al Grupo Codorníu, cerró su primer semestre fiscal (entre julio y diciembre de 2010) con un beneficio neto de 1,58 millones de euros, lo que representa un descenso del 16,4% respecto al mismo periodo del ejercicio fiscal anterior, informó la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La cifra de negocios se redujo un 9,6%, hasta 6,82 millones de euros, en tanto que el resultado de explotación se situó en 2,3 millones de euros, frente a los 2,7 millones registrados en el mismo periodo del ejercicio precedente.

La bodeguera indicó que en la evolución de la cuenta de resultados se ven reflejados los proyectos de optimización y eficiencia operacional que la sociedad ha aplicado en los últimos ejercicios.

Para el segundo semestre de este ejercicio 2010-2011, Bodegas Bilbaínas espera que "se confirme la tendencia de crecimiento en los mercados, tanto nacionales como internacionales, tal y como se viene observando en la evolución de la DO Rioja".

Asimismo, confía en mejorar los resultados, "en línea con el ejercicio pasado, gracias a la consolidación de los proyectos de optimización y reducción de costes acometidos por la firma en los últimos años".

Consulta aquí más noticias de La Rioja.