La presidenta del grupo parlamentario de Chunta Aragonesista (CHA), Nieves Ibeas, ha indicado este lunes de que van a solicitar la comparecencia del jefe del Ejecutivo autónomo, Marcelino Iglesias, en el próximo Pleno de las Cortes, y del rector de la Universidad de Zaragoza, Manuel López, en la próxima Comisión de Ciencia, Tecnología y Universidad, para que expliquen el recorte presupuestario que ha sufrido la institución en 2011.

En una rueda de prensa en Zaragoza, Ibeas ha expuesto que "todos los partidos somos políticamente correctos al hablar de la Universidad pero al final si los discursos no se materializan en hechos concretos se quedan en nada, y es lo que sucede en estos momentos".

"La Universidad de Zaragoza está pasando por una situación que no había vivido jamás, que es el endeudamiento. El hecho de que plantee endeudarse en nueve o diez millones de euros es algo que había sucedido el año pasado, pero hasta entonces jamás. Llevamos dos años de empeoramiento progresivo de la situación económica de la Universidad y no entendemos como el Gobierno de Aragón no presta mayor atención", ha lamentado Ibeas.

La también presidenta de CHA ha advertido de que "este endeudamiento tiene unas consecuencias en el día a día de la Universidad porque, en esa situación, es muy difícil llevar adelante proyectos que se puedan consolidar o contribuir a ser un motor de desarrollo a todos los niveles en la Comunidad" y más "con una reducción del 4,5 por ciento en el presupuesto, es decir, catorce millones de euros menos".

Ha añadido que "la calidad del servicio universitario está en serio riesgo porque no se puede seguir ahogando a la Universidad hasta el límite que está planteando el Gobierno de Aragón". Ibeas ha considerado que "es verdad que hay autonomía universitaria, pero mientras otros gobiernos se comprometen a financiar mediante una transferencia básica casi el cien por cien del gasto de la Universidad, aquí el Gobierno de Aragón da pasos hacia atrás", al recordar que la financiación procedente del Ejecutivo se sitúa en el 62 por ciento, un hecho que evidencia "poca responsabilidad".

Nieves Ibeas ha criticado que desde 2003 "ha habido seis responsables distintos en el Departamento de Ciencia, Tecnología y Universidad y es imposible plantear una línea coherente en todos los ámbitos que tienen que ver con el Departamento y en las directrices que se marca el Gobierno junto con la Universidad de Zaragoza".

La presidenta de CHA ha incidido en que el Gobierno de Aragón había congelado la transferencia básica en 2010; en 2009 sólo creció un 4,2 por ciento, una cifra insuficiente para el reto que tiene por delante la Universidad, y en 2011 volvieron a presentar la partida congelada y encima el PSOE presenta una enmienda para reducir la partida de la transferencia básica en 100.000 euros para destinarla a otro programa que salió adelante al contar con el voto a favor del PAR".

Ibeas ha dicho que "no se puede pensar que la Universidad de Zaragoza tenga mayor presencia en todos los niveles y sea ese motor de desarrollo a nivel territorial si se actúa de esta manera, es absolutamente incoherente. El Gobierno de Aragón de cara a la galería dice que impulsará todo lo que haya que impulsar y luego en la práctica está ahogando a la Universidad de Zaragoza y con una falta total de transparencia, porque no conseguimos saber cuáles son las razones", ha criticado.

La diputada ha afirmado que la institución académica debe tener "un presupuesto suficiente para llevar a cabo todos sus proyectos y no tenga que verse, como en los últimos años, prácticamente mendigando, porque va en contra del prestigio de la Universidad y se crea una situación de desconfianza que no puede ser, porque la Universidad está por encima de muchos de estos planteamientos y cuenta con un nivel de excelencia reconocido".

Así mismo, Ibeas se ha referido a la reducción en las partidas dedicadas a infraestructuras, lo que va a conllevar que las obras vayan "mucho más lentas" o, en el caso de la Facultad de Filosofía y Letras "que un día se inunda y otro tiene goteras", "no podemos permitir que haya profesionales trabajando en proyectos de alto nivel en unas condiciones que no se merecen".

La presidenta de CHA ha opinado que es "imposible" que la Universidad en estas condiciones sea "un motor de desarrollo para ese nuevo modelo económico". "O lo entienden los partidos que gobiernan, o estaremos arrastrándonos a un nivel de mediocridad que no se merece ni la Universidad, ni Aragón", ha finalizado diciendo.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.