El consejero de Obras Públicas y Ordenación del Territorio, José Ballesta, ha asistido este lunes a la apertura del tráfico en la línea de ferrocarril Cartagena-Los Nietos, tras las últimas obras realizadas para mejorar la seguridad peatonal y viaria en la zona.

La actual línea de FEVE Cartagena-Los Nietos tiene una longitud de 19,6 kilómetros, ofrece servicio a una población de 232.531 habitantes y cuenta con 15 paradas que unen las poblaciones de Cartagena, Media Legua, El Estrecho, Alumbres, La Unión, El Llano del Beal, El Estrecho de San Ginés y Los Nietos.

Al respecto, Ballesta ha destacado que la supresión de pasos a nivel "es una línea de actuación prioritaria en la política de transportes del Gobierno regional, cuyo fin es dotar a las infraestructuras de los ferrocarriles de los máximos niveles de seguridad y facilitar el tránsito rodado y peatonal por las zonas afectadas en condiciones de total seguridad".

En concreto, se han realizado distintas actuaciones a lo largo de la línea para suprimir los pasos a nivel de La Torre, El Rufo, El Egea y Puente Gabila, mediante el ensanche y pavimentación de caminos de enlace con el paso del Abrevadero, que ha sido protegido con semibarreras automáticas y dotado con nueva señalización para aumentar la seguridad viaria.

En este punto se han construido aceras e instalado un sistema de semaforización para mejorar los accesos peatonales al paso. También se ha acondicionado la marquesina y la parada de autobús existente, con el fin de facilitar la intermodalidad en los desplazamientos de los ciudadanos.

Las labores llevadas a cabo responden a un convenio suscrito a finales de 2006 entre el Gobierno regional y el Ministerio de Fomento, a través de Ferrocarriles de Vía Estrecha (FEVE), para la ejecución de obras de supresión y protección de distintos pasos a nivel en la línea Cartagena-Los Nietos y en las que la Comunidad ha realizado una inversión superior a los 350.000 euros.

En total, se han suprimido 37 pasos a nivel en distintos municipios de la Región, en virtud de acuerdos iniciados en 2001 entre las administraciones regional y central.

Por último, ha recordado que la Comunidad "comenzó a trabajar en la supresión total de los pasos a nivel existentes en la Región con el objetivo de eliminar los riesgos para los vecinos de las poblaciones cercanas, así como para la mejora de la fluidez del tráfico rodado y el establecimiento de travesías exclusivas para el tránsito peatonal, garantizando a los ciudadanos de la Región el derecho a una movilidad segura".

Consulta aquí más noticias de Murcia.