La Policía Municipal de Pamplona detuvo la semana pasada a un total de siete personas por conducir bajo los efectos del alcohol y dar positivo en los controles de alcoholemia, según ha informado el Consistorio pamplonés en un comunicado.

En concreto, el viernes se produjeron cinco de los siete arrestos, mientras que los otros dos sucedieron el martes y el domingo. Además, una persona más fue imputada por un presunto delito de lesiones por imprudencia en pasado viernes, aunque no fue detenida.

Asimismo, la Policía Municipal de Pamplona ha denunciado administrativamente a otras seis personas entre el lunes y el domingo por conducir bajo los efectos del alcohol, sin llegar a tasas delictivas. Las denuncias se interpusieron el lunes, el miércoles, el viernes (3 denuncias) y el domingo.

Consulta aquí más noticias de Navarra.