atentado en India
Un herido es trasladado al campus universitario de Benarés, donde son atendidas las víctimas (AP) Agencias

Las autoridades indias pusieron hoy en máxima alerta ciudades como Nueva Delhi y Bombay después de que  al menos tres bombas explotaran casi de forma simultánea esta tarde en Benarés, ciudad santa del hinduismo.

Según fuentes oficiales citadas por la cadena de televisión NDTV, 15 personas han muerto y otras cincuenta se encuentran heridas por al menos dos explosiones registradas entre las 18.15 y las 18.30 hora local (12.45 y 13.00 GMT) en la ciudad sagrada de Benarés (Varanasi), una de ellas en un templo hindú abarrotado de fieles.

Se teme que el número de víctimas pueda aumentar.

El primer ministro indio, Manmohan Singh, pidió calma a la población y convocó una reunión urgente del Gabinete tras esos atentados.

Ciudades como Nueva delhi y Bombay están en estado de máxima alerta
"El primer ministro le pide a la población que mantenga la paz y la calma, está vigilando la situación y ha condenado estas explosiones", apuntó su portavoz.

Una de las explosiones se produjo dentro del templo hindú de Sankat Mochan, donde murieron seis personas y otras 25 resultaron heridas, según fuentes oficiales citadas por la PTI.

Con apenas unos minutos de diferencia se registró una segunda explosión en la estación de tren de Benarés (Varanasi), que fue la más potente, pues allí fallecieron otras catorce personas y al menos otras treinta resultaron heridas.

Según informó la agencia local PTI, la primera explosión se produjo en el templo sobre las 17.00 hora local (11.30 GMT) cuando se celebraba una ceremonia especial en honor del dios mono Hanuman y en ella murieron al menos cuatro personas.

Escenas de pánico 

Apenas unos minutos después, otra explosión se produjo en un área cercana a la estación de tren y, según fuentes oficiales, se teme que haya causado un elevado número de víctimas.

La agencia PTI indicó que se produjeron escenas de pánico y una estampida cuando los fieles corrieron hacia la puerta para salvarse, lo que causó al parecer varios heridos.

La policía ha acordonado la zona alrededor del templo donde se produjo la explosión, de acuerdo con la NDTV.

Una estampida de los fieles causó varios heridos
Según las cadenas de televisión indias, ninguna de las imágenes que contenía el templo han resultado dañadas por la explosión.

Los heridos han sido trasladados al cercano hospital del campus universitario y se teme que aumente el número de víctimas mortales, porque el templo donde se registró la explosión estaba entonces abarrotado de fieles.

Benarés es la ciudad sagrada de la India por excelencia, donde a todos los creyentes hinduistas les gustaría morir para liberarse del ciclo de las reencarnaciones y entrar directamente en el Nirvana.