La Policía Local de Valencia ha puesto en marcha este domingo un operativo extraordinario para controlar la venta ilegal en el rastro y sus inmediaciones en el que han participado 25 agentes y que ha concluido con el decomiso de 7.500 kilos de ropa y otros objetos y electrodomésticos que se vendían fuera del recinto, así como de 20 kilos de comida envasada que se comercializaba ilegalmente.

Según han informado fuentes policiales en un comunicado, los agentes se han colocado en las inmediaciones del recinto para evitar que se introdujesen en el rastro objetos no aptos para su ventay evitar, además, que se estableciesen puestos de venta no autorizados por el Ayuntamiento.

Como resultado del operativo, además de los efectos incautados, se han levantado actas contra once 'gorrillas', tres actas por venta ambulante, una de decomiso por la reventa de entradas de fútbol y se ha identificado a un total de 34 personas.

Asimismo, se han interpuesto 22 denuncias de tráfico y se han recuperado 18 carros de supermercado.

Consulta aquí más noticias de Valencia.