El 64,8 por ciento de los votantes del PSOE-A está "algo o muy en desacuerdo" con el aumento de la edad de jubilación hasta los 67 años, mientras que un 22,3 por ciento se muestra "algo o muy de acuerdo" con esta reforma.

Así lo pone de manifiesto el estudio 'Instantáneas de la Sociedad Andaluza' basado en 1.200 entrevistas telefónicas entre el 18 de enero y el 2 de febrero realizada por la empresa cooperativa Nexo para la Confederación de Entidades Para la Economía Social de Andalucía (Cepes) presentado esta semana en Sevilla.

Según dicho sondeo, consultado por Europa Press, el mayor índice de rechazo al aumento de la edad de jubilación se registra entre los votantes de IULV-CA, que se manifiestan "algo o muy en desacuerdo" en un 86,7 por ciento, mientras que el electorado del PP-A el grado de oposición a esta reforma se cifra en un 77,7 por ciento.

Por contra, los votantes socialistas se muestran bastante más divididos en relación con la reforma laboral promovida por el Gobierno, ya que un 35,2 por ciento se declara "algo o muy de acuerdo" con ella frente a un 34,7 por ciento que se muestra "algo o muy en desacuerdo" y un 11,2 por ciento asegura no estar "ni de acuerdo ni en desacuerdo".

El mayor porcentaje de rechazo vuelve a registrarse entre el electorado de IULV-CA, donde alcanza el 40,3 por ciento, mientras que entre los votantes del PP-A también hay diversidad de opiniones, ya que un 39,4 por ciento se declara "algo o muy de acuerdo" con la reforma laboral frente a un 37,9 por ciento que se muestra "algo o muy en desacuerdo".

Por último, el sondeo encargado por Cepes también se interesa por la opinión sobre la disminución del sueldo de los funcionarios, que es apoyada por el 43 por ciento de los votantes del PSOE-A y rechazada por el 66,7 por ciento de los electores de IULV-CA y el 52,2 por ciento de los votantes del PP-A.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.