La comisión ejecutiva de la empresa municipal de la vivienda de Sevilla (Emvisesa), presidida por el alcalde de la ciudad, Alfredo Sánchez Monteseirín (PSOE), ha adjudicado las obras de edificación de 220 viviendas protegidas, locales comerciales, garajes y trasteros en la parcela de uso residencial, así como de las obras de urbanización, correspondientes al Plan Especial de Reforma Interior Nuevo Amate, a la UTE Constructora San José S.A. / Cartuja Inmobiliaria S.A.U. por importe de 14,2 millones de euros —IVA excluido—.

En un comunicado de prensa, el Ayuntamiento ha señalado que de las 21 propuestas válidas recibidas hasta el pasado viernes 4 de febrero, se ha seleccionado la presentada por la UTE Constructora San José S.A. / Cartuja Inmobiliaria S.A.U. Así, en la valoración de la propuesta técnica ha primado especialmente las soluciones de gestión ambiental y eficiencia energética de los edificios así como el tratamiento de los espacios públicos y reurbanización del entorno "con el objetivo de convertir Nuevo Amate en un verdadero ecobarrio, cuyas obras comenzarán en un plazo de entre dos y tres meses", ha señalado Monteseirín.

En cuanto a las mejoras, se han valorado las aportadas en materia de instalaciones, como el amueblado de las cocinas, y las mejoras complementarias de seguridad y salud, así como el compromiso del licitador de hacerse cargo, durante seis meses, de la obra hasta su entrega a los adjudicatarios.

Otra importante mejora propuesta es la del mantenimiento de la obra civil del edificio y de sus instalaciones comunitarias durante tres años y el incremento en el plazo de garantías de algunos elementos que van desde cinco a 20 años y un programa específico de mantenimiento de las instalaciones. Resultan especialmente significativas las mejoras que se proponen en el mantenimiento de la instalación de microcogeneración, que permitirá sustituir la gran superficie de paneles solares que hubieran sido necesarios para generar agua caliente sanitaria por una instalación más eficaz, y con un mayor ahorro energético.

Nuevo barrio amate

Las viviendas protegidas de este nuevo barrio se dispondrán en cinco bloques situados de manera radial. De esta manera, se da una respuesta urbana adecuada al lugar y se aprovechan al mismo tiempo las condiciones de habitabilidad más favorables y homogéneas para todas las viviendas.

Los cinco bloques de siete plantas albergarán 220 viviendas que gozarán de los beneficios de la doble orientación y los de la ventilación cruzada, a través de la galería de acceso al norte, en la que se sitúan las piezas de servicio, baños y cocinas, reservando el sur-sureste para los espacios vivideros, salones y dormitorios. La apertura de los espacios entre bloques hacia el este mejora el soleamiento y permite las vistas desde viviendas y galerías.

Las galerías, además de garantizar las comunicaciones del edificio, destacan el carácter comunitario de las viviendas y están preservadas por una chapa perforada de aluminio que las protege del agua y el viento, convirtiendo una zona de accesos y servicios en un espacio más digno. Los cinco bloques, de 60 metros de longitud cada uno, son prácticamente idénticos —el quinto incorpora algunas variaciones—, y contarán con dos ascensores por bloque. El garaje se resuelve en un sótano único, con 241 plazas, de las cuales, ocho son adaptadas.

Los esquemas tipológicos de las viviendas responden a 154 de dos dormitorios, 58 de tres, de las cuales ocho son viviendas adaptadas, y otras ocho de cuatro dormitorios para familias numerosas. De esta forma, cada edificio estará formado por dos cuerpos, uno de hormigón y otro de ladrillo cara vista. En las fachadas este, oeste y sur el ladrillo será de color blanco y en la galería y el cuerpo saliente de la fachada norte de color blanco. El primero para reflejar el calor y el segundo para absorber el reflejado.

Las actuaciones del Ayuntamiento de Sevilla posibilitarán una nueva ordenación urbanística del área, más coherente y que permita un mejor aprovechamiento de las edificaciones y los usos dotacionales en la misma, y una mejora de las condiciones de las viviendas, no sólo en la calidad por ser de nueva construcción, sino también por una mejora en la planificación del espacio y las dimensiones.

En lo relativo a la financiación, el Ministerio de Fomento ha duplicado la aportación inicialmente prevista, con una aportación de 17,5 millones de euros, dos tercios de los 26,7 millones de euros de coste total de la operación de renovación urbana del barrio de Amate - Regiones Devastadas, y se han ratificado dos convenios marco de colaboración, uno entre la Consejería de Obras Públicas y Vivienda de la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento, y otro, entre la Consejería y Emvisesa, con lo que "queda cerrada y asegurada la financiación del proyecto".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.