La titular del Juzgado de Instrucción número 43 de Madrid ha ordenado el ingreso en prisión sin fianza para Isabel García, la mujer de Santiago Del Valle, acusada de los presuntos delitos de omisión del deber de impedir delitos y falso testimonio.

Tras dos horas de comparecencia en los Juzgados de Plaza de Castilla, la juez ha confirmado su traslado a la cárcel de Soto del Real una vez puesta a disposición del juez decano de Huelva.

La juez ha incoado diligencias de investigación, también a petición del Ministerio Fiscal, para desentrañar la actuación de los responsables de la emisora de televisión Tele5 y del Programa de Ana Rosa Quintana por el modo y forma en que Isabel García fue conducida de Sevilla a Madrid y con posterioridad a dependencias policiales, habiéndose declarado el secreto de estas últimas actuaciones.

Isabel García había pasado este sábado a disposición judicial tras pasar la noche en el complejo policial de Canillas después de confesar en televisión que fue su marido quien asesinó a la niña Mari Luz Cortés, según informaron a Europa Press fuentes policiales.

Una vez finalizada su entrevista a un programa de televisión, Isabel García se dirigió al complejo policial de Canillas, situado en el barrio madrileño de Hortaleza, para prestar declaración ante la Policía Judicial.

Los agentes tomaron declaración a la esposa de Santiago del Valle durante toda la tarde del viernes y decidieron que permaneciera en dependencias policiales durante la noche. Esta mañana ha sido trasladada a los juzgados de Plaza de Castilla donde el juez acordará las medidas contra ella.

García confesó este viernes en un programa de televisión que su marido asesinó a Mari Luz, la niña que murió en Huelva en enero de 2008, caso sobre el que se está celebrando el juicio estos días, aunque señaló que se trató de "un trágico accidente".

García explicó, en declaraciones a Telecinco recogidas por Europa Press que su esposo "se cargó" a Mari Luz y que tras caerse la niña rodando al intentar meterla en su piso, la arrojó a la ría de Huelva por recomendación de su hermana, Rosa del Valle.

La mujer de Del Valle relató que el día de los hechos, cuando se despertó de la siesta, su marido no estaba. "Me volví a la habitación y a los cinco minutos oí la puerta. Entró mi marido y le pregunté por qué llevaba las botas llenas de barro y me dijo que había estado andando por el campo. Por la noche lavó las botas dos veces y me dijo que era para que quedaran bien limpias", señaló.

Isabel García, que admitió que ha guardado silencio todo este tiempo porque quiere "mucho" a su marido, también ha culpado a su cuñada que, según ha contado, ayudó a su hermano a sacar el cuerpo del maletero y a lanzarlo a la ría. A su juicio, Santiago del Valle no llevó a la niña a un centro sanitario tras la caída porque su hermana "no quería", al conocer ella a la familia de Mari Luz.

Según explicó, la "única intención" de Santiago del Valle al llevar a la niña a su piso era que su mujer "conociera" a Mari Luz. "No sé si le tiró un osito porque me dijo pocas palabras, me dijo que vio a la niña y la enseñó chucherías", agregó.

Finalmente, García aseguró entre sollozos que lo siente "mucho" por la familia de Mari Luz al tiempo que ha afirmado que Santiago del Valle en ningún momento la ha amenazado para que no contara la verdad. "No me ha amenazado, sólo me contó lo de la niña", ha explicado. "No puedo más, bastante he hecho por mi marido, pero tiene que pagar", concluyó.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.