El secretario general del PP de Huelva, David Toscano, ha anunciado que el Grupo Popular en la Diputación onubense volverá a solicitar todas y cada una de las facturas en concepto de mobiliario y material informático comprado para el "palacete" de la Administración provincial ubicado en la plaza de las Monjas.

En un comunicado, el dirigente popular ha señalado que "dos años después de la inauguración del palacete, y pese a que el alquiler irregular está siendo investigado por la Justicia, la presidenta de la Diputación, Petronila Guerrero, sigue sin dar ni una sola explicación y, lo que es peor, sin dar ni un solo dato del dinero gastado pese a que se trata de dinero público de los impuestos de los ciudadanos".

Toscano ha recordado que "el coste de este edificio es de siete millones de euros por un alquiler de siete años, a los que hay que añadir 300.000 en obras de remodelación y el coste en muebles y equipamiento que puede rondar los 100 millones de las antiguas pesetas para que la presidenta disponga de un despacho de 60 metros cuadrados".

Además, ha recalcado el popular, "este despacho tiene más metros que algunas viviendas de protección oficial, y se sitúa a menos de 200 metros de otro que tiene la presidenta cuya dimensión ronda los 50 metros cuadrados" y ha añadido que "para este segundo despacho en el palacete de la plaza de las Monjas, Petronila autorizó la compra de trece sillones de piel, dos sofás, cuatro mesas, una mesa de juntas, seis sillas y un armario y queremos todas las facturas".

En cuanto a la dotación del edificio el popular ha recordado que se adquirieron "119 mesas, 124 sillas, 125 sillones y 33 armarios para las cinco plantas de las que consta el edificio". Así, el popular ha indicado que "esta actuación ha pasado de ser un despilfarro a una auténtica trama en donde se ocultó información a la oposición, tanto del coste de edificio como importe pagado por los muebles".

Asimismo, el dirigente popular ha señalado a este respecto que Guerrero aún debe explicaciones a los onubenses sobre este "despilfarro, al margen de la actuación judicial", del mismo modo que ha aseverado que "su intención es arrojar luz sobre este edificio, que todos los onubenses comprueben la inmoralidad de la actuación y, sobre todo, el despilfarro que supone gastarse siete millones de euros en este palacete en plena crisis".

Por último, el secretario general del PP onubense, "el arrendamiento del palacete, bajo contratos sospechosos, no deja de ser un atropello a los ciudadanos de una inmoralidad manifiesta", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Huelva.