El PP exige la "dimisión inmediata" de la concejal de Servicios Sociales del Ayuntamiento de El Cuervo (Sevilla), Inmaculada Cordero (IU), tras la condena en firme por acoso moral a una trabajadora municipal, del mismo modo que reclama que la indemnización de casi 12.000 euros que se le pide no sea pagada por los vecinos sino por el propio alcalde del municipio, Juan Garrido (IU), así como por la concejal condenada por la Justicia.

En un comunicado de prensa, el portavoz del Grupo Popular en el Ayuntamiento de El Cuervo, Silvestre Castells, ha señalado que, tras la denuncia de la educadora social y la psicóloga municipal ante la decisión de la Delegación de Servicios Sociales de reducirle de manera irregular su jornada laboral, el 19 de octubre el Juzgado condenó al Ayuntamiento a reponer a las demandantes en sus anteriores condiciones de trabajo.

Ante el incumplimiento de esta sentencia, la psicóloga municipal denunció de nuevo al Ayuntamiento y también a la concejal de Servicios Sociales por acoso moral. Denuncia tras la que, el pasado 11 de enero, el Juzgado número 8 de lo Social dictó el fallo condenando al Ayuntamiento y a Cordero por acoso moral, estableciendo, además, el pago de una indemnización a la trabajadora municipal de 11.970 euros".

Según Castells, "el historial de acoso y 'mobbing' de esta edil al frente de Servicios Sociales es escandaloso", puesto que en solo dos años y medio se han producido la renuncia del Director de Servicios Sociales y de otros trabajadores sustitutos, así como bajas por depresión del asistente social, de la educadora social y de su sustituto y, por último, una baja de la propia psicóloga municipal".

Asimismo, el portavoz popular ha manifestado que, "a la actitud abusiva y prepotente de la delegada, en ese caso de acoso, según el auto del juez, se añade que toda esta actuación se llevó a cabo con el conocimiento del alcalde sin que éste hiciese nada por evitarlo, por lo que también podemos decir que tiene responsabilidad en este caso".

Castells ha alegado que si Cordero no dimite o no es cesada por el alcalde, el Grupo Popular exigirá en el próximo pleno municipal la dimisión del primer edil "por apoyar y proteger la política de acoso moral de esta concejal hacia los trabajadores municipales". Por último, el popular se ha preguntado "quién va a abonar la indemnización de casi 12.000 euros, ya que las gestiones abusivas y las consecuencias de condenas judiciales no deben ser asumidas por los ciudadanos", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.