El ministro de Fomento, José Blanco, ha destacado este sábado que la reducción provisional de la velocidad máxima en las autopistas aprobada este viernes por el Gobierno es "una medida imprescindible en estos momentos" para España y ha tildado de "frikis" o "anarcoides" a los dirigentes del PP que se han opuesto.

Blanco, quien ha intervenido en Sevilla ante el Comité Director del PSOE andaluz, ha deplorado los reiterados rechazos del PP a las iniciativas del Gobierno y les ha recordado que Estados Unidos ya implantó una medida similar hace décadas.

"Cuando uno ve el comportamiento reiterado de los dirigentes del PP ve que es el de unos 'frikis' o el de unos anarcoides; entre 'frikis' y anarcoides anda el juego, aunque creo que son unos irresponsables porque irresponsable es, en este momento, no apoyar una medida que tiene como objetivo ahorrar energía, abaratar los costes para el consumidor, una medida que es imprescindible para España", ha enfatizado.

A lo mejor nos dicen que no tenemos que llevar las zapatillas de espartoEn su opinión, los dirigentes del PP no deberían mantener este comportamiento "que es más propio de personas que no quieren gobernar que de personas que quieren gobernar este país". "Dentro de pocos días les oiremos decir que en España no hay pozos de petróleo por culpa de Rodríguez Zapatero", ha concluido.

Por su parte, la secretaria general del PP y presidenta del partido en Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, ha afirmado que "ser un friki" es que la reforma energética del Gobierno sea "la de las bombillas, las corbatas y ahora reducir la velocidad a 110 kilómetros por hora" en autopistas y autovías.

La 'número dos' del PP ha criticado la "medida estrella" del Gobierno "después de llevar dos años y medio hablando de reforma energética", para la que, ha dicho, hubieran contado con el apoyo del PP "si hubieran querido".

De esta forma, ha defendido que su partido haya señalado "algo que es obvio", que reducir la velocidad en autopistas y autovías es "una ocurrencia" y "una improvisación más".

Cospedal ha reprochado al ministro de Industria, Turismo y Comercio que "primero fueron las bombillas —de bajo consumo—, luego quitarse la corbata y ahora estamos con la política de quito y pongo la pegatina y prohíbo circular a más de 110".

"Ya no sabemos si dentro de poco nos van a decir que tenemos que apagar la luz a las diez de la noche, o a lo mejor nos dicen que no tenemos que llevar las zapatillas de esparto, que en verano son muy cómodas, para no utilizar las suelas de goma que también llevan petróleo", ha apuntado la líder del PP.