Un conductor, que circulaba sin carné, se enfrenta a dos años y tres meses de cárcel por huir de la Guardia Civil a una velocidad de 170 kilómetros por hora, tras cometer una infracción. El juicio se celebrará el próximo jueves en el Juzgado de lo Penal de Langreo.

Según se recoge en las conclusiones provisionales del fiscal, los hechos ocurrieron sobre las 9.25 horas del 6 de junio de 2009 en la AS-117 entre las localidades de Riaño y Tarna.

Así, y en el momento en que la Guardia Civil le requirió la documentación, el hombre inició una huida brusca "sin respetar las más mínimas medidas de precaución" y obligando a un camión a accionar el sistema de frenado para evitar colisión "segura".

Además, en el curso de la huída perdió el control del vehículo y realizó un trompo, tras lo que se incorporó a la Autovía AS-1 en sentido Mieres a una velocidad que superó, en algunos momentos, los 170 kilómetros por hora. Junto a la pena de cárcel, el fiscal pide que se le prive del derecho a conducir vehículos a motor durante cuatro años.

Cinco meses por conducir ebrio

Por otra parte, el Penal avilesino celebrará el viernes, día 4, el juicio contra otro conductor acusado de un delito contra la seguridad vial por conducir bajo la influencia de intoxicación etílica. Se enfrenta a cinco meses de prisión.

Los hechos sucedieron sobre las 19.35 horas del 5 de diciembre de 2009, cuando el acusado colisionó con el vehículo que le precedía en la carretera AS-117, hiriendo a la conductora y ocasionando daños en los elementos de seguridad de la vía tasados en 464 euros.

En la primera prueba, el acusado dio un resultado de 1,32 miligramos de alcohol por litro de aire espirado y 1,18 miligramos en la segunda.

Consulta aquí más noticias de Asturias.