El portavoz de Infraestruturas del Grupo Parlamentario Popular ha afirmado que la reducción del límite de velocidad máxima en autopistas a 110 kilómetros es una decisión "recaudatoria" y ha considerado "curioso" que un Gobierno socialista recupere una medida que "solo tiene precedentes en el franquismo".

Así lo ha manifestado este sábado en rueda de prensa, donde ha calificado esta iniciativa de "una improvisación más" del Gobierno de Zapatero en su "afán prohibicionista y recaudatorio" para conseguir a través de las multas de tráfico "mayores fondos para el estado porque están necesitados de ellos".

En esta línea, el diputado popular ha asegurado que "es dudoso y cuestionable" que con esta reducción "se vaya a conseguir ahorros energéticos o mejoras en la seguridad vial", ya que, tal y como ha indicado, "existen experiencias en otras comunidades autónomas que así lo avalan".

Además, ha instado al Ejecutivo central a "decir a todos los ciudadanos" si "realmente cree" que con esta medida "va a conseguir ahorrar energía y mejorar la seguridad vial" o si "más bien lo que pretende es buscar "fondos" porque "está necesitado de ellos".

Falta de consenso

Asimismo, Gómez Alonso ha considerado "lamentable" que se adopten este tipo de decisiones "sin consensuar esta medida con las comunidades autónomas".

A este respecto, ha recordado que este cambio en el límite de la velocidad "va a tener un coste" y el Gobierno central "ni siquiera ha decidido quien va a asumir este coste por parte de las comunidades autónomas.

Finalmente, ha señalado que los servicios jurídicos de la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestruturas están estudiando si las medida obliga también a reducir la velocidad en las vías de titularidad autonómica", de ser así, el popular a apuntado que "habría que hacerlo".

Consulta aquí más noticias de A Coruña.