El Justicia de Aragón ha pedido al Departamento de Salud y Consumo del Gobierno autonómico que realice un "minucioso seguimiento" para analizar si la actual plantilla de enfermería en la segunda planta del Hospital Miguel Servet de Zaragoza es o no suficiente y, en caso de que no lo sea, la refuerce mediante una dotación más estable del personal de enfermería.

El Justicia se ha pronunciado así en respuesta a una queja por la sobrecarga de trabajo de dicho personal, que ya motivaron una sugerencia que fue aceptada, si bien se ha vuelto a presentar otra queja "poniendo de manifiesto que la situación denunciada persistía en la actualidad".

Fernando García Vicente explica en el expediente que el Departamento de Salud afirma que la dirección de Enfermería del Hospital Miguel Servet efectúa de forma permanente el seguimiento de las plantillas de Enfermería y de Auxiliar de Enfermería tanto la segunda planta del hospital —en la que hay pacientes de Medicina Interna, Oftalmología y Endocrinología— como del resto de plantas y servicios.

Además, en el Departamento de Salud señalan que la planta segunda está reforzada con personal localizado. No obstante, la Institución del Justiciazgo añade que las personas que han formulado la queja explican que esta unidad tiene una enfermera menos que las otras Unidades de Medicina Interna y, en caso de no llegue la de refuerzo —que depende de la disponibilidad de personal—, dos enfermeras menos.

Asimismo, precisan que la persona que va de refuerzo debe estar entre los dos controles, separados más de diez metros, "por lo que en muchas ocasiones su dificultad consiste en ir de un control a otro sin parar durante toda la jornada".

Como muestra de lo anterior, continua el Justicia, en un año ocho enfermeras de esta Unidad se han trasladado a otros servicios y varias ya lo han solicitado, exponiendo que junto a la sobrecarga de trabajo, "se genera una situación de incertidumbre ya que se desconoce si se va a contar con personal de refuerzo y, si no lo envían, en qué situación se pueden encontrar".

García Vicente argumenta que teniendo en cuenta que la situación referida "data de hace más de dos años", este caso "debería ser objeto de una atención especial".

Para eso, considera que de debería llevar a cabo un "minucioso seguimiento de la situación" y adoptar las medidas oportunas en cuanto a dotación de personal de enfermería "para garantizar que los pacientes reciban un servicio sanitario de calidad", planteando "si parte del personal de refuerzo debería integrar la plantilla".

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.