Agentes del Cuerpo Nacional de Policía pertenecientes al Servicio de Atención a la Familia (SAF) de la Brigada de Policía Judicial y Grupo de Atención al Ciudadano de la Brigada de Seguridad Ciudadana, han detenido a un varón de 26 años, con antecedentes por una detención anterior, por agredir presuntamente de forma sexual a varias jóvenes cuando regresaban de madrugada a sus domicilios.

Según un comunicado de la Policía Nacional, las primeras denuncias por agresión sexual empezaron a llegar a diferentes comisarías a finales del año pasado y principios del actual, donde las víctimas relataban que eran abordadas por un individuo que las sometía a tocamientos en el menor de los casos, llegando incluso a taparles la boca para que no gritaran, sujeto que se tapaba el rostro con un casco.

Por todo ello, de forma coordinada, las Brigadas de Seguridad Ciudadana y Policía Judicial, en concreto los Grupos de Atención al Ciudadano y Servicio de Atención a la Familia, establecieron dispositivos policiales específicos con el objetivo de identificar y detener al autor de los hechos que estaban siendo denunciados.

De esta forma, fue en la madrugada de este miércoles cuando el presunto autor de las diferentes agresiones sexuales nuevamente abordó a una joven que se dirigía a su domicilio de madrugada, tirándola al suelo, tapándole la boca y sometiéndola a tocamiento, si bien, gracias a la resistencia y los gritos de la joven, así como a las voces de un vecino que se percató desde la ventana de su domicilio de que algo le ocurría a la chica, hicieron desistir de sus intenciones al agresor, marchándose del lugar a bordo de una motocicleta.

Asimismo, gracias a los datos aportados por las diferentes víctimas y testigos, habiéndose recibido un total de 12 denuncias por agresiones sexuales, se consiguió central su zona de actuación, principalmente la zona Centro y en alguna ocasión la zona Sur, además la forma de proceder era similar en todas las denuncias, abordando a las jóvenes en la calle o en los portales de los inmuebles cuando regresaban de madrugada a sus domicilios, para seguidamente abusar y agredirlas sexualmente.

Tras las oportunas investigaciones de los policías pertenecientes al Servicio de Atención a la Familia y Grupo de Atención al Ciudadano de la Policía Nacional de Granada, se consiguió determinar e identificar al presento autor, tratándose de un repartidor que trabajaba por las noches, de madrugada, lo que era aprovechado para elegir a sus víctimas y agredirlas sexualmente.

Una vez detenido, se efectuó registro en su domicilio, interviniéndole la moto que utilizaba, ropa y varios cascos, siendo puesto a disposición del Juzgado de Granada en funciones de guardia que decretó su ingreso en prisión.

Consulta aquí más noticias de Granada.