Una exposición recorre los 175 años de la historia de los refrescos en España

Una exposición recorre los 175 años de la historia de los refrescos en España

El Centro Comercial Augusta de Zaragoza acoge una exposición que recorre los 175 años de historia de los refrescos en España, en la que incluyen naranjadas, limonadas, el refresco de cola, la tónica, el bitter, los refrescos sin gas y los light que fueron ampliando la variedad de productos hasta la oferta actual.

El Centro Comercial Augusta de Zaragoza acoge una exposición que recorre los 175 años de historia de los refrescos en España, en la que incluyen naranjadas, limonadas, el refresco de cola, la tónica, el bitter, los refrescos sin gas y los light que fueron ampliando la variedad de productos hasta la oferta actual.

La muestra también recoge elementos de la publicidad, los envases y los procesos de elaboración que se han ido modernizando con el paso de los años.

La exposición cuenta con elementos de gran valor histórico, como una de las botellas del primer refresco sin gas, que tiene la forma de las tres naranjas valencianas que se utilizaban para elaborarlo y que dieron lugar a su nombre, Trinaranjus; sifones con más de un siglo de historia; las populares botellas de las gaseosas -como las de La Casera, La Revoltosa, la Pitusa-; distintos envases de marcas tan conocidas como Coca Cola, Pepsicola, Fanta, Kas o la reproducción de una de las botellas creadas por Jean Jacob Schweppes para contener la tónica en el siglo XVIII.

En total, más de un centenar de botellas, tapones y etiquetas que ponen de manifiesto la trasformación a lo largo del tiempo.

También se exhibe una antigua máquina llenadora de sifones y más de un centenar de carteles y fotografías que permiten ver cómo se fabricaban antiguamente los refrescos y anuncios que reflejan los cambios de la sociedad en estos años.

Mucha historia que contar

Las primeras bebidas refrescantes fueron los sifones, que se elaboraban en farmacias. En sus orígenes se utilizaban para mejorar pequeñas afecciones estomacales pero su consumo se extendió por su buen sabor y su capacidad refrescante para saciar la sed. Ya a comienzos del siglo XX, la oferta era amplia: zarzaparrillas, naranjadas, limonadas, entre otras bebidas.

La gaseosa ha sido un producto clave en la historia de los refrescos, ya que durante décadas lideró el mercado y estuvo presente en todos los hogares. Buena prueba de ello es que en los años 50 había más de 5.000 fabricantes de bebidas gaseosas en el país, que distribuían sus productos por su provincia.

También en los 50 empieza a popularizarse un refresco que ya era conocido en otros países, el refresco de cola, que con los años se convertiría en uno de los preferidos. A partir de la década de los 60, sabores especiales como la tónica o el bitter supusieron una importante novedad en un mercado dominado por los refrescos dulces.

A través del centenar de botellas que forman parte de la exposición, se puede observar cómo el cristal era el material más empleado en los primeros años. También el envase del sifón era muy característico, con su cota de malla, pero paulatinamente se aligeraron las botellas y aparecieron las latas y el plástico PET, que es el material más utilizado en la actualidad.

Al mismo tiempo que cambiaban los envases lo hacían los cierres. Desde los más antiguos como el corcho atado con una cuerda o el de bola, pasando por los característicos de las gaseosas, los tapones a presión de porcelana y alambre que estaban cubiertos con un capuchón de plástico o de papel.

Las bebidas refrescantes hoy

Actualmente el sector se caracteriza por ser muy dinámico, por la variedad de productos y por la importancia que representa en la economía. En España existen aproximadamente 70 fábricas de bebidas refrescantes.

El perfil de estos centros de producción es diverso, ya que conviven empresas familiares de pequeño y mediano tamaño cuya distribución de productos se centra sobre todo en su provincia y comunidad, con otras plantas que cuentan con más de 1.000 empleados.

El sector genera más de 30.000 empleos en toda España, entre puestos directos e indirectos- a través de las fábricas, oficinas, sistemas de distribución, laboratorios de investigación y redes comerciales.

La industria española de las bebidas refrescantes se ha caracterizado siempre por adaptarse a las necesidades y gustos de la sociedad en cada momento con nuevas propuestas de sabores y tipos de refrescos que atiendan las necesidades específicas de cada colectivo.

Los aragoneses y los refrescos

Aragón es una comunidad muy vinculada a la industria de las bebidas refrescantes. Los habitantes de esta Comunidad destacan por estar entre los españoles que más valoran la presencia de los refrescos en su vida social.

El 83 por ciento de los aragoneses destaca su presencia dentro de sus hábitos sociales y el 60 por ciento afirma también que le gusta disfrutar de ellos fuera de casa en bares, cafeterías y restaurantes -según datos de ANFABRA-.

En lo referente a los gustos, el sabor de cola es el preferido por los aragoneses. Al mismo tiempo, el 25 por ciento afirma que le gusta probar cosas nuevas y el 30 por ciento elige sabores menos tradicionales como la piña, manzana o melocotón.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:
Publicada en la dirección url https://www.20minutos.es/noticia/972050/0/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR

Hemos bloqueado los comentarios de este contenido. Sólo se mostrarán los mensajes moderados hasta ahora, pero no se podrán redactar nuevos comentarios.

Consulta los casos en los que 20minutos.es restringirá la posibilidad de dejar comentarios