La cuarta edición de Fimascota, que se celebrará en la Feria de Valladolid este sábado y domingo, incorpora este año a sus contenidos una exposición de unos 40 ejemplares de diferentes tipos de loros, que se suma a las de perros, gatos, cobayas y avicultura artística.

El certamen, organizada por la Sociedad Canina Castellana y Feria de Valladolid, contará con unos 2.500 perros en las exposiciones nacional e internacional, ya que se ha registrado un incremento en torno a los 140 ejemplares respecto al año anterior.

En opinión del presidente de la Sociedad Canina Castellana, Benjamín Merino, el sector no se ve afectado por la crisis, ya que "no renunciamos a nuestras mascotas".

En la exposición de psitaciformes los visitantes podrán ver guacamayos, cacatúas, amazonas de alas naranjas, yacos de cola roja, cotorras, ninfas y otros ejemplares exóticos, informaron a Europa Press fuentes de la Feria de Valladolid.

Por otra parte, las monográficas caninas que se celebran en el marco de las exposiciones nacional e internacional se dedican este año a las razas retrievers, basset hound, teckel, san bernado, bulldog inglés y labrador retriever. Los dos primeros grupos serán calificados por seis jueces internacionales de Bélgica y Estados Unidos.

Los juicios comienzan a las 9.00 horsa en los distintos rings instalados en los pabellones 2 y 4 del recinto ferial. Las diferentes razas están clasificadas en diez grupos, en el primero de ellos se incluyen, entre otros, pastor alemán, collie, pastor australiano, blanco suizo, etcétera.

El grupo dos lo forman dobermann, schnauzer, dogo argentino, rottweiler, terranova, mastín y otros. El grupo tres es el de los terriers, el cuatro el de los teckels y el cinco, el de los samoyedo, alaskan malamute, siberian husky, akita americano y podenco portugués.

En el grupo seis están integrados el sabueso español, basset hound, beagle, dálmata, etc. Bracos, perdiguero de Burgos, griffon, pointer y setters conformar el grupo siete; los golden retriever, cocker, labrador y el perro de agua español se agrupan en el ocho; en el grupo nueve figuran razas como bichon maltés, caniche, pekines y carlino, entre otras; y con galgo afgano, saluki, borzoi, galgo español, galgo italiano y whippet, se cierra el grupo diez.

La fase final de las exposiciones nacional e internacional tendrá lugar en el ring de honor a partir de las 15.00 horas, el sábado 26 y el domingo 27. La feria permanecerá abierta hasta las 18.00 horas. El precio de la entrada es de 5 euros para un día y 8 euros el bono para las dos jornadas. El acceso para los menores de doce años es gratuito. EXPOSITORES

En esta edición de Fimascota participa además una veintena de empresas dedicada a la fabricación, distribución y venta de artículos para animales de compañía. El catálogo de productos y servicios que se comercializan en la feria incluye alimentación, complementos, higiene, accesorios, libros temáticos, prensa especializada, etcétera.

Además, este año los visitantes podrán adquirir sus mascotas en el certamen, tanto los espectaculares peces disco como cobayas, canarios, tortugas, chinchillas, conejos enanos y aves artísticas.

Además, el Club Felino de Madrid promueve un concurso exposición en el marco de Fimascota en el que participarán alrededor de 260 gatos. Por su parte, el Club Español de Cobayas de Raza (CECOR) impulsa el concurso exposición de estos animales de compañía, al que se prevé que acudan doscientos ejemplares que serán calificados por dos jueces internacionales. Y por último, en el Concurso Nacional de Avicultura Artística se espera contar con unos 1.600 ejemplares de gallinas, palomas, conejos, etcétea.

Más de 7.000

Inscritos en 2010

La Real Sociedad Canina de España registró un total de 7.078 perros procedentes de Castilla y León durante el año 2010, según los datos facilitados por la Sociedad Canina Castellana, cuyo presidente subraya la importante labor que desarrollan estas sociedades, entidades que actúan como garantes de los estándares de las razas caninas al tiempo que velan por el cumplimiento de las normas establecidas para ofrecer calidad a quienes adquieren un ejemplar canino. En la última década el número de criadores caninos en Castilla y León alcanza los 2.369.

A la hora de comprar una mascota, Merino incide en que sÓlo los profesionales son capaces de ofrecer al cliente garantías sobre la procedencia de ese ejemplar y responder ante posibles problemas sanitarios del animal.

"Los perros de nuestros criadores están avalados por una genealogía de cuatro generaciones, algo que no ocurre, por ejemplo, con los perros importados de dudoso origen".

Durante el pasado año se inscribieron en la Real Sociedad Canina de España un total de 88 razas procedentes de Castilla y León, las más numerosas fueron yorkshire terrier, pastor alemán y labrador retriever, con 785, 617 y 521 ejemplares, respectivamente. En el extremo opuesto figuran las razas samoyedo, scottish terrier, braco húngaro de pelo corto, fox terrier de pelo liso y mastín del Pirineo, con un ejemplar cada una de ellas.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.