El pueblo libio busca tomar el control de Trípoli en un día marcado por las manifestaciones

  • Renuncian a sus cargos el fiscal general de Libia y el hombre fuerte de Gadafi en Egipto como protesta por las represiones del régimen.
  • Gadafi continúa atrincherado rodeado de sus fieles y miles de mercenarios.
  • En Bengasi, decenas de miles de libios se manifiestan contra el régimen.
  • El tercio oriental del país se movilizará exigiendo la caída del dictador.
Manifestantes libios gritan lemas durante una protesta para exigir la caída del líder libio, Muamar al Gadafi.
Manifestantes libios gritan lemas durante una protesta para exigir la caída del líder libio, Muamar al Gadafi.
EFE

"Preparaos para defender Libia. Preparaos para defender el petróleo, preparaos para defender la dignidad. La nuestra es la verdadera revolución". Así se ha dirigido este viernes el dirigente libio, Muamar Gadafi, a sus partidarios congregados en el centro de Trípoli, donde según diversas fuentes las fuerzas de seguridad han disparado contra manifestantes antigubernamentales y han matado a al menos cinco de ellos.

Por otra parte, el fiscal general de Libia, Abdel Rahman al Abar, ha renunciado a su cargo en protesta por la "masacre" cometida contra el pueblo libio, de acuerdo con un comunicado difundido por la cadena emiratí Al Arabiya. "Hay un derramamiento de sangre que nunca ha vivido el pueblo libio en toda su historia", afirmó Al Abar en su declaración, que leyó él mismo en una grabación de vídeo emitida por la cadena. El fiscal general dijo que actuaba de acuerdo con una serie de principios que juró respetar cuando asumió el puesto y prometió "estar siempre al lado del derecho y la justicia con toda lealtad a la patria y el pueblo".

Al Abar añadió que las actuaciones del régimen de Muamar Gadafi para reprimir las protestas populares que estallaron el 17 de febrero suponen "imponer la lógica de fuerza y violencia en vez de recurrir al diálogo democrático". "Lo que ocurre en Libia está en contra de los principios de los derechos y justicia en los que creo, por lo tanto anunció mi renuncia al cargo de fiscal general de Libia y anuncio mi inclinación hacia la voluntad del pueblo, representada en la revolución de los jóvenes", expresó Al Abar.

No es la única renuncia producida en la últimas horas entre las filas de Gadafi. El primo del mandatario libio y representante suyo ante Egipto, Ahmed Gadaf al Dam, ha abandonado este viernes también sus funcione en protesta por la represión, según informó en un comunicado. Al Dam, un hombre de confianza de Gadafi y que reside habitualmente en El Cairo, encabezaba una oficina de coordinación de los lazos entre Egipto y Libia, al margen de la embajada que tiene acreditada el Gobierno de Trípoli en esta capital. En su nota, el representante de Gadafi en Egipto instó "a cesar el derramamiento de sangre y recurrir a la razón en favor de Libia, su unidad y su futuro, algo que está por encima de todo".

Estas renuncias se producen en un día clave en Libia. El pueblo se prepara para tomar el control de Trípoli a través de una protesta masiva con el objetivo de acabar con el poder de Muamar Gadafi.

En Bengasi decenas de miles de libios se han congregado para reclamar el fin del régimen, en lo que supone la mayor protesta en la ciudad desde que estalló la revuelta. "Hoy al atardecer se acaba, o se va (Gadafi) o se suicida", afirmó Ibrahim Alawan, uno de los manifestantes que participa en la concentración, en la plaza de los Juzgados y a lo largo del paseo marítimo de Bengasi, la segunda ciudad del país.

En el centro de la plaza donde se desarrollan las protestas se veían dos muñecos ahorcados representando a Gadafi, y había muchas enseñas tricolores (rojo, negro y verde con una media luna y una estrella en el centro), la bandera que tenía Libia cuando se independizó y que se cambió por la verde, símbolo de la "revolución" de Gadafi.

La segunda ciudad más importante de Libia, en el oriente del país, está controlada por fuerzas de la oposición desde el pasado 21 de febrero. Los comités revolucionarios se han hecho cargo de la administración de esa ciudad y han ocupado los cuarteles. Estos comités han anunciado este viernes la formación de una administración local que busca coordinar acciones con otras "localidades libias liberadas".

El anuncio fue hecho por Abedelhafiz Hoga, portavoz de la Coalición Revolucionara del 17 de Febrero, creada por los grupos de oposición que están controlando distintos puntos de Libia gracias a la rebelión contra el régimen de Muamar el Gadafi. Se trata de la primera entidad administrativa popular que se forma en Libia para sustituir a las autoridades locales que han dejado de funcionar según iban pasando a control de la oposición las distintas localidades del país.

Gadafi se atrinchera

Gadafi continúa atrincherado en la capital del país rodeado de sus fieles y de miles de mercenarios contratados para tratar de garantizar su seguridad.
El régimen está enviando mensajes de móvil a los ciudadanos de Trípoli para que vuelvan al trabajo y a la normalidad y no acudan a las manifestaciones convocadas por la oposición, según informa Al-Jazeera.

El Gobierbio de Libia ha anunciado además "medidas no represivas" y ha asegurado que ofrecerá dinero en efectivo a la población en forma de aumento de sueldos, subsidios a la compra de alimentos y prestaciones, según ha informado la televisión estatal.

El Ejecutivo ha anunciado que entregará a cada familia 500 dinares libios (292 euros) para ayudar a los ciudadanos a hacer frente al incremento de los precios de los alimentos y que los sueldos de algunas categorías de funcionarios se elevarán en un 150%.

Una jornada marcada por las manifestaciones

Las principales ciudades del tercio oriental de Libia han convocado para este viernes masivas manifestaciones de protesta para exigir la caída de Gadafi, en el poder desde 1969. Por otro lado, los habitantes de Misrata, situada a unos cien kilómetros de Trípoli, afirman que la ciudad ha sido tomada por los rebeldes libios contrarios Gadafi, según informa Reuters. En la ya liberada ciudad de Bengasi, la euforia se ha apoderado de las calles.

Una base aérea se rebela contra Gadafi

La base área de Muitiqa, la mayor de Trípoli, se ha unido a la revuelta contra el régimen de Muamar el Gadafi, informó hoy la cadena qatarí de televisión Al Yazira. La información fue dada a conocer en un subtítulo urgente de la cadena, que no proporcionó más detalles.

Simultáneamente, Nidar Kauan, un periodista libio en Trípoli contactado telefónicamente por Al Yazira, afirmó que se están extendiendo los enfrentamientos en distintos sectores de la capital libia.

Reuniones para analizar la situación

Este viernes el Consejo de Seguridad se reunirá en Nueva York para debatir la posibilidad de imponer sanciones al régimen de Muamar Gadafi con la propuesta franco-británica de juzgar al líder libio por crímenes contra la humanidad.

Por otro lado, el secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, ha convocado una reunión urgente de la Alianza para tratar la situación de Libia y la Unión Europea ha anunciado, a través de su Alta Representante de la Unión Europea, Catherine Ashton, que aprobarán "medidas restrictivas" contra Libia.

Además, el presidente de EE UU, Barack Obama, se ha puesto en contacto con Sarkozy, y los primeros ministros del Reino Unido e Italia, David Cameron y Silvio Berlusconi para estudiar qué acciones se pueden llevar a cabo. "Gadafi debe irse. No podemos aceptar la violencia que se está produciendo en Libia", ha asegurado el presidente francés.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento