Cisne negro
Cisne negro. ARCHIVO

Comer palomitas en el cine es una costumbre que resulta bastante molesta para algunos puristas del Séptimo Arte. Y si se trata de una cinta tan intensa como Cisne Negro... la cosa puede acabar en tragedia.

Fue en el Forum cinema de Riga, uno de los cines con más capacidad de la capital de Letonia, donde un hombre de 43 años fue asesinado por su compañero de butaca durante la proyección de la cinta dirigida por Darren Aronofsky y protagonizada por Natalie Portman.

Cuando el film llegaba a su fin, durante los títulos de crédito el agresor, de 27 años, sacó una pistola, legalmente registrada ya que era policía, y le disparó a la víctima.

El detenido esperó tranquilamente a que llegaran las autoridades Al parecer, según informa el diario británico The Guardian, agresor y víctima habían mantenido una fuerte discusión durante la proyección ya que al joven le molestaba el ruido que la víctima hacía mientras comía palomitas.

El agresor, que además de ser graduado en la Academia de Policía tiene un doctorado en Derecho por la Universidad de Letonia, esperó tranquilamente a que llegaran las autoridades y no opuso ningún tipo de resistencia al ser detenido.