La denuncia fue presentada el pasado 27 de febrero por la mujer, que afirmó que su marido le pegaba de forma reiterada desde que se casaron. Según la menor, que tardó en reconocer los hechos por miedo, el hombre le tocaba el pecho y los glúteos y llegó a introducirle los dedos en la vagina.