Cinturón de balas
Un hombre libio sostiene un cinturón de balas en la ciudad libia de Bengasi. REUTERS

Aviones del ejército del aire libio están bombardeando este lunes los manifestantes que protestan en Trípoli, según la televisión qatarí Al Jazeera.

La cadena de televisión, que cita diversos testigos, no ha precisado las zonas exactas ni los barrios que han sido bombardeados ni tampoco ofrece un recuento del número de víctimas.

La situación en Trípoli este lunes es de máxima tensión, con cadáveres tirados en las calles y continuos disparos que se escuchan en varios barrios de la ciudad, entre ellos de proyectiles de artillería pesada, según señalaron habitantes de varias zonas de la capital.

En la capital se han escuchado disparos en diferentes barrios, según testigos Al mismo tiempo, la mayoría de los imanes de las mezquitas de Libia rechazaron un discurso que les había preparado el líder libio, Muamar el Gadafi, y han llamado a la población a salir a las calles para luchar contra el régimen, según informaron varias fuentes y testigos que acudieron a las oraciones en los templos.

En la capital se han escuchado disparos en diferentes barrios y especialmente en el barrio rico residencial de Ben Achur, donde la pasada noche "ha sido un infierno", según declaró una habitante de ese distrito céntrico que trabaja para una gran organización internacional.

"Todo el barrio estaba sin electricidad y se escuchaban tiros sin cesar en la calle por todas partes", afirmó esa fuente.

Desde una zona igualmente residencial a 9 kilómetros del centro de Trípoli se escucharon varios disparos de mortero de artillería, según habitantes del área, donde tiene su mansión un hijo de Gadafi y varios de los consejeros del poder.

Incendios en las sedes del Gobierno y Justicia

Además, la sede central del Gobierno libio, el Salón del Pueblo, y el edificio que alberga el Ministerio de Justicia en Trípoli han sido incendiados este lunes por los manifestantes que reclaman la caída del régimen de Muamar el Gadafi, según ha asegurado el periodista libio Nezar Ahmed a la televisión Al Jazeera.

Ahmed, en conexión telefónica desde la capital libia, ha asegurado también que las fuerzas del orden se han retirado prácticamente de la ciudad y que varias comisarias y otros edificios públicos han sido también incendiados.

No hay prácticamente fuerzas del orden, lo que favorece que haya rumores alarmantes "No hay prácticamente fuerzas del orden. No se sabe donde han ido. Esta situación favorece que haya rumores alarmantes por parte de unos y otros", explicó el periodista, quien mencionó entre ellos la posible huida del país de Gadafi y disensiones entre altos dirigentes del Ejército y de otros cuerpos de seguridad.

En esta dirección apunta Servet Zengin, un trabajador turco atrapado en Bengasi: "Los soldados dejaron las armas y abandonaron el aeropuerto al escuchar que Gadafi había huido del país".

"Aquí nos están confirmando las informaciones de que Gadafi se ha ido. También hay rumores de que el hijo de Gadafi ha muerto, pero no sabemos si esto es verdad o no", declaró.

Según Ahmed, sólo se mantiene un cordón policial en torno a la sede de la televisión estatal Libya TV y confirmó que se produjeron manifestaciones con quema de retratos del líder libio en el centro de Trípoli poco después del discurso de su hijo Seif El Islam.

Comités ciudadanos para la protección de bienes

Ahmed también señaló que los habitantes de la capital han comenzado a formar comités en cada barrio para proteger bienes públicos y privados y que gracias a ellos se ha logrado salvar el principal museo de la ciudad de un intento de incendio.

Por otra parte, fuentes médicas han asegurado a Al Jazeera que al menos 61 personas han muerto este lunes en Trípoli en los enfrentamientos entre fuerzas de seguridad y manifestantes, aunque sin dar más detalles.

Por otra parte, la ministra española de Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez, ha afirmado este lunes que la Unión Europea está estudiando una "posible evacuación" de los ciudadanos comunitarios de Libia, en especial en la ciudad de Bengasi.

Además, el Ministerio de Asuntos Exteriores ha desaconsejado todo viaje a Libia que no sea "esencial".

Dimite el ministro de Justicia

El ministro libio de Justicia, Mustafa Abdeljalil, presentó este lunes su dimisión en protesta por "por la sangrienta situación" de su país, afirmó el diario electrónico Quryna, próximo a Seif Al Islam Gadafi, uno de los hijos del líder libio, Muamar El Gadafi.

Por otra parte, la citada fuente informa de que 61 personas han fallecido en las últimas horas en Trípoli en los enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad y los grupos de manifestantes que reclaman la caída de Gadafi, en el poder desde 1969.