Una asociación malagueña reclama una pasarela peatonal sobreelevada sobre el paraje natural del Guadalhorce

La Asociación Ruedas Redondas reclama la construcción de una pasarela peatonal sobreelevada al sur de la A-7 y sobre el paraje natural del Guadalhorce, con el objetivo de solucionar el paso del río entre ambos puntos. Según han asegurado, la actual situación aísla a los habitantes de la zona de Guadalmar, que deben dar "un gran rodeo" en coche para atravesar el río.
Imagen de la antigua 340, a su paso por el Guadalhorce
Imagen de la antigua 340, a su paso por el Guadalhorce
M.G.

La Asociación Ruedas Redondas reclama la construcción de una pasarela peatonal sobreelevada al sur de la A-7 y sobre el paraje natural del Guadalhorce, con el objetivo de solucionar el paso del río entre ambos puntos. Según han asegurado, la actual situación aísla a los habitantes de la zona de Guadalmar, que deben dar "un gran rodeo" en coche para atravesar el río.

El presidente de la Asociación Ruedas Redondas, Alonso González, ha explicado, en declaraciones a Europa Press, que el paso del Guadalhorce es una reivindicación "muy importante" para los peatones, ciclistas y personas con movilidad reducida que tienen que utilizar esta autovía, situada "a más de dos kilómetros de la costa", para pasar de la capital malagueña a Torremolinos.

No obstante, ha precisado que este paso debe hacerse sobre el paraje y no de forma directa a él, preservando así los aspectos medioambientales del enclave. Según les han comunicado sus responsables, en el caso de posibilitar el acceso al paraje, este se convertiría en un parque, lo que favorecería el asentamiento de personas en el lugar.

Según González, desde la asociación han planteado la posibilidad de que el paso sobre el Guadalhorce pueda hacerse conectando con el puente que ya existe en el paraje, el cual es, actualmente, el único sitio por el que se puede acceder al paraje natural. "Pero si continúas el camino, está el otro brazo del río, que no puedes cruzar. Eso es lo que queremos que se haga", ha explicado.

Para ello, se han puesto en contacto con diversas asociaciones ecologistas y con los vecinos de la zona, quienes —según González— "están de acuerdo", y, desde hace un año, lo llevan reivindicando al Ministerio de Fomento. A este respecto, ha señalado que no es competencia del Ayuntamiento de la capital, cuya Unidad de Carreteras arregló, hace "una semana aproximadamente", el último tramo de acera de la antigua 340, que se había derrumbado.

"Ha sido una obra muy buena", ha reconocido, ya que "hace unos meses los ciclistas y peatones tenían muy difícil pasar el Guadalhorce". Tras el derrumbe, quedó "sólo unos treinta centímetros de vía, que, junto con las farolas, hacían imposible el transito y había que desviarse por un terraplén muy peligroso", ha indicado. De esta forma, la actuación ha precisado un muro de contención a base de piedras y el hormigonado en superficie.

Sin embargo, González ha advertido de que "todavía queda quitar el quitamiedos que hay que saltar para acceder a la acera", a lo que se suma la situación de lejanía en la que se encuentra este acceso respecto a la costa, de forma que, antes del arreglo, lo hacían "prácticamente imposible". Por tanto, también "queremos que se amplíe ese carril, con una salida directa peatonal desde la Carretera de Cádiz hasta Torremolinos", ha añadido.

Según ha precisado, consistiría en destinar un carril de los cuatro que todavía tiene la calzada de dicha autovía a bicicletas y peatones, actuación que, a su juicio, afecta a los vecinos de la zona y a cualquier persona que quiera ir andando de Málaga a Torremolinos. D esta forma, "si de Guadalmar quieren ir al Palacio de Deportes José María Martín Carpena, tienen que dar la vuelta en coche".

El presidente de la Asociación Ruedas Redondas ha puntualizado que "son dos cosas independientes, pero complementarias a la vez", ya que el río Guadalmedina lo cruzan ambas autopistas: "una la A7, que está más cerca de la costa, y la antigua 340, que es la que va a Torremolinos", ha explicado. No obstante, González ha confesado que tanto la ampliación de la antigua 340 como la creación de la pasarela son actuaciones "complicadas".

Por un lado, "estamos hablando de quitar un carril para coches de una autopista de responsabilidad estatal" y, por otro, "chocamos con la cuestión del paraje natural", ha señalado, al mismo tiempo que ha puesto como ejemplo el caso del Paraje Natural Marismas del Odiel, en la provincia de Huelva. Así, ha manifestado que, "con el compromiso de todos, podemos encontrar una solución".

Ruedas Redondas es una asociación malagueña que promueve el uso de la bicicleta como medio de transporte "ecológico, saludable, barato y muy poco hostil al ciudadano". Desde su creación, en el año 2000, ha recibido el Premio Provincial de Medio Ambiente 2009 y el Premio Málaga Voluntaria 2010. Trabajan tanto por el desarrollo de campañas de concienciación como la reivindicación de carriles-bici y aparca-bicis, dentro del marco del Plan Director de Bicicletas de Málaga.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento