El alcalde de Córdoba, Andrés Ocaña (IU), ha destacado este sábado durante una visita a la calle Cruz Conde, donde se está llevando a cabo unas obras de semipeatonalización y mejora de la accesibilidad, que el Ayuntamiento no descarta "ninguna de las opciones que están sobre la mesa" y que será la ciudadanía la que "dé la pauta" en esta decisión.

Según ha señalado Ocaña, "no nos cerramos en absoluto a que pueda haber una solución al uso exclusivamente peatonal" por lo que "valoraremos" esta propuesta para ver "cuál será la mejor solución". Así, ha destacado que cuando la ciudadanía "haga suya" la calle Cruz Conde "y la tome, como lo está haciendo en los tramos que están totalmente remodelados, nos van a dar la pauta de cuál debe ser el uso definitivo".

Al hilo, Ocaña ha indicado que esto "se ha convertido en un paseo", por lo que "tenemos que ser sensibles y receptivos con el uso que haga la ciudadanía de esta vía". Además, ha asegurado que para Semana Santa "el paso de hermandades está garantizado y no va a haber ningún tipo de problema" porque el tiempo de ejecución de la obra, tal y como estaba planificado, "se va a cumplir", con lo que la ciudad "verá remodelada una vía histórica que será el colofón de una apuesta que hemos hecho por mejorar, también para la actividad comercial las vías céntricas y todo el entorno de las Tendillas".

Por último, el alcalde de Córdoba ha asegurado que, independientemente de la decisión final que se adopte, la calle Cruz Conde "será totalmente peatonal hasta mediados de año, ya que habrá que esperar a que fragüe la estructura de hormigón para evitar daños en la vía", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Córdoba.