Comité de Empresa de Solán de Cabras en Beteta (Cuenca) dice que la compra por parte de Mahou-San Miguel "es inminente"

Dice que la empresa ha anunciado además siete despidos en la embotelladora de la localidad conquense

La compra de Solán de Cabras por parte del grupo Mahou-San Miguel "es inminente". Lo ha confirmado en declaraciones a Europa Press el secretario del Comité de Empresa de la planta embotelladora de Solán en Beteta (Cuenca), Rafael Benita, quien ha confirmado que la compañía reunió ayer viernes al Comité de Empresa para informar de las negociaciones que Osborne, propietaria de Solán de Cabras en la actualidad, está manteniendo con Mahou-San Miguel.

Benita ha señalado que Osborne ha notificado "la inminente venta de Solán de Cabras con sus 'bios', al grupo Mahou" aunque ha asegurado que los sindicatos aún no disponen de más información de sobre este proceso. Además, según ha indicado, han solicitado ya a Osborne toda la documentación que afecte a esta posible venta. DESPIDOS

Osborne anunció también en el encuentro de ayer siete nuevos despidos en la planta de Beteta y, a pesar de que la venta no se ha cerrado, Benita considera que este recorte responde a las condiciones que Mahou ha podido poner para adquirir la firma.

"El grupo Mahou viene con unas condiciones de compra y de ahí son los despidos, quieren una plantilla con un número concreto de trabajadores y el grupo Osborne para poder vender, tiene que satisfacer al comprador", ha manifestado.

Ha lamentado que desde el año 2007, Osborne ha reducido el personal de la planta de Solán en Beteta en 68 personas, ya que en 2007 el centro contaba con 184 trabajadores y cuando se hagan efectivos los siete últimos despidos, la plantilla quedará compuesta por 116 personas.

En este sentido, Rafael Benita ha significado que la empresa ofrece a los trabajadores la máxima compensación contemplada por despido y atiende a las condiciones personales de cada empleado antes de decidir a quiénes afectan los recortes.

DESPIDOS

Los siete nuevos despidos se harán efectivos el próximo martes; cinco afectan a empleados de producción y dos a trabajadores de la estructura de la planta.

Respecto a la situación que puede quedar tras la venta de Solán de Cabras al grupo Mahou, Benita ha confiado en que la operación no suponga nuevos recortes o cambios en las condiciones laborales de los empleados.

Ha anunciado que cuando la venta sea oficial, solicitarán una reunión con el responsable de Recursos Humanos del grupo Mahou-San Miguel "para que explique qué expectativas trae sobre condiciones de trabajo y previsión de empleo".

La planta embotelladora de Solán de Cabras está ubicada junto al manantial, en la Serranía de Cuenca, en el término municipal de Beteta.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento