Miles de ganaderos han desafiado a la lluvia este sábado en Valladolid para reclamar a la Junta de Castilla y León y al Gobierno de España "precios justos" para el sector.

La marcha, organizada conjuntamente por las organizaciones agrarias Asaja, UCCL, UPA y COAG, y la Unión Regional de Cooperativas Agrarias de Castilla y León (Urcacyl), ha concentrado, según los promotores, a entre 4.000 y 5.000 personas, mientras que fuentes policiales han situado esta cantidad por encima de las 3.500.

Los manifestantes han partido de la vallisoletana plaza de Colón, para recorrer posteriormente la Acera de Recoletos, plaza de Zorrilla, calle Miguel Íscar, plaza de España, Duque de la Victoria y Ferrari, antes de finalizar en la Plaza Mayor de la capital.

Provistos de bocinas, silbatos, cencerros y petardos, los ganaderos han exigido medidas que permitan mantener sus explotaciones, al tiempo que han rechazado la especulación que, a su juicio, los ha conducido a esta situación.

En declaraciones recogidas por Europa Press, el secretario general de la Unión de Pequeños Agricultores (UPA) en Castilla y León, Julio López, ha pedido "sentido común" a las administraciones para poner en marcha "un plan de choque" ante la situación de "ruina" que vive el sector.

Nueva rumasa

López también se ha referido al proceso concursal del grupo Nueva Rumasa, al que ha acusado de "robar" el trabajo de los ganaderos de la Comunidad, algunos de los cuales "llevan más de un año sin cobrar" y "tienen suscritos pagarés que carecen de fondos", como es el caso, según ha subrayado, de los proveedores de Hibramer.

Por su parte, el coordinador de la Unión de Campesinos de Castilla y León (UCCL), Jesús Manuel González Palacín, ha advertido de la "dramática situación" de la ganadería de la Comunidad y ha reclamado a las administraciones que "presionen a la industria" para conseguir "contratos que garanticen la rentabilidad" de los productores.

En este sentido, el presidente de la Asaja en Castilla y León, Donaciano Dujo, se ha referido al problema del sector como una "cuestión de Estado", por lo que ha exigido al Ejecutivo central y a las comunidades autónomas "una postura común" que permita lograr "precios justos, ayudas directas y ayudas financieras y fiscales" para los ganaderos, en lugar de "enriquecer" a los "especuladores" de la industria y de la distribución.

El responsable de COAG en la Comunidad, Aurelio Pérez, se ha felicitado por la asistencia a la manifestación y abogado por el modelo de trabajadores en el campo en lugar "de modelos como el de Nueva Rumasa".

En representación de Urcacyl, Gabriel Alonso ha reconocido que no es usual que su organización "salga a la calle", pero ha justificado esta excepción en la actual situación de la ganadería.

En la marcha también han estado presentes los candidatos de Izquierda Unida (IU) a la Junta de Castilla y León, José María González, y a la Alcaldía de Valladolid, Manuel Saravia. González ha advertido de la necesidad de apoyar a "una de las débiles patas que sustentan a la Comunidad" para evitar que ésta se convierta "en el desierto que el PP y el PSOE quieren".

Consulta aquí más noticias de Valladolid.