Jimmy Jump
El espontáneo catalán Jimmy Jump, conocido por su incursión en Eurovisión, consiguió colarse en el escenario de la gala de los Goya justo antes de que le entregaran el Goya a Javier Bardem por mejor actor protagonista. Ballesteros / Efe

¿Cómo logró el espontáneo profesional Jimmy Jump entrar en la gala de los Goya, subirse al escenario e interrumpir uno de los momentos más emocionantes de los premios, justo cuando el público y la audiencia esperaban que fuera al fin desvelado el nombre del galardonado a mejor actor protagonista?

En realidad a Jimmy Jump -Jaume Marquet i Colt, natural de Sabadell (Barcelona), 34 años- no le fue difícil acceder a la sala donde se celebraba la gran fiesta del cine español. Cuando fue detenido por los agentes de seguridad del Teatro Real de Madrid, tenía en su poder una invitación para asitir al evento que, además, le daba derecho a seguirla desde un lugar privilegiado: uno de los primeros asientos del patio de butacas.

La Academia no va a empreder acciones legales contra Jimmy Jump A pesar de que es la Academia de Cine la encargada de organizar y distribuir las cotizadas entradas, la institución asegura que no es tan sencillo comprobar cómo una de ellas llegó a manos del espontáneo. En primer lugar, cada uno de los pases es válido para dos personas, por lo que en los listados de invitados no figuran los nombres de todos los asistentes. Además, existe un pequeño cupo de invitaciones que no son distribuidas directamente por la institución, sino por patrocinadores o por RTVE.

Todavía no existe una investigación en marcha para averiguar quién invitó al de Sabadell. Sin embargo, lo más probable es que el catalán no sufra ninguna represalia por atreverse a robar el protagonismo al mismísimo Javier Bardem.

Según el departamento de comunicación de la Academia, ésta no prevé "emprender acciones legales contra el espontáneo". Éste fue expulsado del acto, pero al parecer esta vez no tendrá que enfrentarse a las sanciones que, por ejemplo, le reportaron una acción similar durante el festival de Eurovisión en Oslo. Tras pasar una noche detenido, Jump tuvo que pagar entonces 1.800 euros de fianza.

Sin levantar sospechas

Por su parte, el Teatro Real justifica que Jump, una vez en el interior del teatro, no fuera detenido antes de subir al escenario y pudiera colarse entre Lola Dueñas, Pilar López de Ayala o Mercedes Sampietro. "Existen tantas apariciones inesperadas durante la gala que a nadie se le ocurre pensar que una persona que sube con naturalidad por las escaleras laterales, las mismas que había utilizado poco antes  Buenafuente, sea ajeno al espectáculo", explican.

Quiero hacer sonreír a la gente La hazaña de Jimmy Jump, que se dio a conocer en España tras su incursión sorpresa en Eurovisión durante la actuación de Daniel Diges, fue criticado incluso por el presentador de la gala, Andreu Buenafuente, quien le tachó de "tipo imbécil".

Jimmy Jump se autodefine en su página web como "saltador profesional". En ésta, además de reunir los momentos más célebres de su trayectoria como espontáneo, explica sus objetivos: "Hacer sonreír a la gente". Aunque a veces lo consigue, el 'saltador' también se ha ganado numerosos exabruptos y críticas.