Putin pide perdón por la represión de las manifestaciones en la Primavera de Praga

Reparar agravios históricos es uno de los objetivos del viaje que el presidente ruso, Vladimir Putin, está realizando por Hungría y República Checa, antiguos países satélites soviéticos. Con esta visita también se pretende fortalecer los lazos económicos que mantienen ambos países con Rusia, especialmetne en el sector del gas.
Putin junto al presidente de la República Checa, Vaclav Klaus, en Praga.
Putin junto al presidente de la República Checa, Vaclav Klaus, en Praga.
Efe

Por ello el líder ruso ha pedido hoy perdón en la República Checa por la represión de las manifestaciones en la Primavera de Praga en 1968.

El día anterior, en Budapest, invitó a olvidar la etapa de dominación soviética y reconoció la "responsabilidad moral" de su país en la represión militar soviética del levantamiento de Hungría en 1956.

Fortalecer lazos económicos 

Otro de los objetivos de esta histórica visita es fortalecer las relaciones económicas.

De hecho, el suministro de gas natural es uno de los temas más importantes durante la visita de Putin a Praga, y ambas partes tratarán la diversificación de las rutas de abastecimiento del gas ruso a Europa.

Previamente, en Budapest, el líder ruso mencionó la eventual construcción en territorio húngaro de un depósito de gas, como centro logístico para el suministro del hidrocarburo ruso.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento