Boda
Fotografía de un enlace matrimonial. Archivo

Felipe y Yuni llegaron ilusionados el pasado miércoles al Registro Civil. Les quedaba un último trámite antes de la celebración de su boda. Debían presentar la documentación y, a continuación, les darían la fecha del enlace. "Esperamos que sea cuanto antes: tres o cuatro meses como mucho", decía Yuni mientras esperaban a ser llamados. Pero cuando les llegó el turno les cambió la cara: "¡Nos dan para octubre! ¿Eso no es demasiado tiempo?", se preguntaba Felipe.

Esta pareja se ha dado de bruces con el colapso de las bodas civiles. La lista de espera para casarse por los juzgados en Madrid casi se ha duplicado, llegando hasta los ocho meses de demora. El detonante de este retraso se remonta a septiembre, cuando el Ayuntamiento de Gallardón eliminó la celebración de bodas por la tarde para ahorrar.

55 bodas semanales

Cada semana, el Consistorio de la capital celebraba unos 23 enlaces vespertinos en sus dependencias (1.200 al año), según fuentes municipales. Al suprimir este horario, todas esas parejas tuvieron que buscar otra opción y la mayoría decidió celebrar su matrimonio ante el juez. Esta avalancha de novios no ha tardado en notarse: la sala de matrimonios del Registro Civil solo tiene capacidad para oficiar 55 enlaces a la semana (2.860 al año), pero cada siete días piden fecha 78 nuevas parejas, según datos del TSJM facilitados por el Sindicato de Trabajadores de Justicia (STAJ).

Sólo casan de 12.30 a 13.30 h, de lunes a viernes Este desfase entre las solicitudes y la capacidad del Registro dilata la lista de espera. Antes de septiembre, daban fecha para cuatro meses, pero ahora hay que esperar entre seis meses (en caso de casarse de lunes a jueves) e incluso ocho (si la boda es en viernes).

Los juzgados tienen un horario estricto para los matrimonios civiles. Solo casan de 12.30 a 13.30 h, de lunes a viernes, y no hay intención de que se amplíen los horarios para atender el aumento de demanda. "La Consejería de Justicia no está por la labor. Habría que aumentar la plantilla, poner más medios y pagar horas extra a los oficiantes. Si no lo hacen en las salas de lo Mercantil o lo Penal, menos aún con los matrimonios", explica Alberto García, portavoz de STAJ. Ante estas dificultades, muchas parejas acuden a casarse a pueblos de la sierra o municipios de la periferia con menos presión, aseguran desde sus ayuntamientos.

Los ayuntamientos más solicitados

  • Móstoles: sólo oficia bodas los viernes y un sábado al mes, entre las 12.00 y las 13.30 h.
  • Alcalá: es una de las pocas grandes ciudades de la región que todavía casa por la tarde, aunque cobra por ello.
  • Fuenlabrada: sólo da opción a casarse los sábados, de 12.00 a 13.30 h.
  • Leganés: es uno de los municipios que menos oferta tiene: solo media hora de bodas (13.30-14.00 h), el segundo y cuarto sábado del mes y todos los viernes.
  • El Escorial: muy buscado por su entorno natural. Aunque hay que pagar de 104 a (los empadronados) a 566 a (si los novios son de fuera).
  • Pozuelo: con un amplio horario (12.00-14.00 h y 17.30-19.30), pero es caro: de 95 a 525 a.
  • Guadarrama: casan de 11.00 a 20.30 h y si uno de los novios es vecino, sale gratis.

Elena y Óscar. 40 y 35 años. Quieren boda en verano.

<p>Elena y Óscar</p>"Esto es demasiado burocrático, a ver si llega ya el día". Mª Elena y Óscar llevan ocho años de novios y ahora han decidido "formalizar la relación". "No tenemos una razón de peso, simplemente nos apetece casarnos y nuestros hijos nos dicen que ya es hora, que ya hasta tenemos nietos", dicen. Esta pareja se conoció en su país, Bolivia, y viven en Madrid desde hace cinco años. Cada uno tiene dos hijos de parejas anteriores: "Somos una familia muy unida, es el momento de que demos este paso". Pero se han encontrado con un proceso lento: "Empezamos los trámites en enero y tenemos que traer los papeles en marzo. Queremos fecha para verano, que nos gustaría pasar la luna de miel en la playa. Pero a este ritmo, no sé yo...".

Yuni y Felipe. 25 y 26 años. Les dan fecha en octubre

<p>Yuni y Felipe</p>"Buscaremos otra opción, quizá en un pueblo de la sierra". Se conocieron hace un año y ya tienen una niña de seis meses, Carolina. Decidieron casarse por lo civil "porque es más barato y hay menos lío, es mucho más rápido". Aunque no es tan ágil como creían: "Pensábamos que serían tres o cuatro meses, pero al dar la documentación lo primero que nos han dicho es que esto va para largo. ¡Nos dan fecha para octubre!", dice Felipe. No tienen urgencia por casarse, aunque les gustaría que fuera "cuanto antes". "Si queremos adelantarlo, tenemos que ir a otro sitio, aquí no es posible, pero quizá en el Ayuntamiento de algún pueblo no haya que esperar tanto", cuenta Yuni. "Parece que todos quieren casarse por lo civil, solo hay que ver las colas ahí dentro".

Consulta aquí más noticias de Madrid.