Ajedrez
Ajedrez. ARCHIVO

El ajedrez es a día de hoy una eficaz herramienta educativa contra el fracaso escolar por cómo desarrolla la capacidad del alumno para solucionar de forma más rápida y eficaz problemas complejos y el cálculo de sus opciones a corto y largo plazo, según los responsables del Campeonato de España de Ajedrez Escolar por Internet JaqueMate.

En ese sentido, el llamado juego ciencia potencia el desarrollo de las habilidades relacionadas con el hábito de la toma de decisiones, mejor que otras materias curriculares.

El ajedrez es una actividad transversal que desarrolla hábitos positivos y ayuda al aprendizaje de otras asignaturas, potenciando aspectos clave del rendimiento escolar e incidiendo en la emergente formación del carácter de los alumnos.

Entre las áreas cognitivas y emocionales que potencia este juego en los alumnos destacan la concentración, la visualización, la reflexión y reacción, la ponderación de las opciones, el análisis concreto, el pensamiento abstracto, la planificación y la atención en paralelo a múltiples sucesos.