Sebastián advierte a la Xunta de que el recurso en Luxemburgo contra el carbón es "batalla perdida"

Economía e Industria insiste en que "no retirará" ningún recurso en los tribunales contra el decreto
Descarga de carbón
Descarga de carbón
EP

El ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, ha advertido a la Xunta de Galicia de que su recurso ante el Tribunal de Luxemburgo contra el real decreto que incentiva la quema de carbón nacional es "una batalla perdida", por lo que consideró "razonable" que lo retire.

En declaraciones a la prensa antes de comparecer en la Comisión de Industria del Congreso de los Diputados, Sebastián dijo haber pedido al presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, que "intermedie para que sea razonable el presidente de la Xunta y retire un recurso que ya no tiene ningún sentido".

"Ni siquiera las compañías eléctricas han decidido mantenerlo y por tanto es absurdo. Es una batalla perdida que lo único que hace es perjudicar a los mineros de Castilla y León y de las comarcas mineras", señaló, antes de apelar a la Xunta a "recapacitar" y a "retirar los recursos".

Sebastián también explicó que, "para agilizar los tiempos", su departamento ya ha "puesto en marcha" algunos de los desarrollos normativos necesarios para aplicar el real decreto.

"Estamos plenamente convencidos de que, más pronto que tarde, el Tribunal de Luxemburgo va a levantar las cautelares y por tanto vamos a ponerlo en marcha, y lo vamos a hacer muy rápido, en cuanto Luxemburgo lo diga", añadió.

Durante su comparecencia ante los diputados, Sebastián reconoció que el decreto del carbón "explica en torno a tres puntos porcentuales" de la subida del 9,8% de la luz de enero, pero defendió este mineral porque es "la única fuente energética española" y "por su dimensión social y territorial".

Centrales gallegas de importación

Por otro lado, aseguró que "habrá que esperar a que el real decreto se ponga en marcha" para conocer los efectos de la medida sobre las centrales térmicas que queman carbón de importación y que resultarán desplazadas por el mayor uso de plantas de mineral nacional.

Entre estas centrales de carbón de importación figuran las gallegas de As Pontes y Meirama. Esta circunstancia ha motivado a la Xunta de Galicia a recurrir el decreto del carbón.

Sebastián recordó que se ha creado un comité de seguimiento que se encargará de analizar "la afección real del mecanismo sobre estas centrales".

"no retirará ningún recurso"

Por su parte, la Consellería de Economía e Industria ha reiterado su "firme postura" en defensa de los intereses de Galicia frente a los "negativos efectos de la posible entrada en vigor" del conocido como el decreto del carbón en el tejido energético y productivo de Galicia.

De esta forma, el departamento que dirige Javier Guerra subraya que "es la actitud del ministerio y sus reiteradas negativas a escuchar a Galicia" para tratar de buscar una solución "más solidaria y justa" que no afecte al tejido productivo y energético de la comunidad, "las que no dejan otro camino a la Xunta que recurrir a los tribunales".

El Gobierno gallego ha recalcado que "no se opone al desarrollo de la minería del carbón autóctono" en otros puntos de España, pero afirma que "no baraja la posibilidad de retirar ningún recurso judicial en contra de la aplicación" del real decreto del carbón, y tal y como ya adelantó el propio conselleiro, también las diferentes reglamentaciones que desarrollan la norma que prima la quema del carbón autóctono y que perjudica gravemente a Galicia.

Asimismo, el departamento autonómico recuerda que envió una carta al ministro de Industria el pasado día 27 de enero en la que defiende la intención de la Xunta de no retirar los recursos presentados ante las distintas instancias judiciales contra la aplicación del real decreto debido a la falta de interlocución con el ministerio, y en la que ponía encima de la mesa, como muestra de "una actitud constructiva y de colaboración", una propuesta de negociación que no obtuvo respuesta.

El Ejecutivo gallego, que muestra su disposición a encontrar una solución, recalca que el Gobierno central "no tuvo en cuenta en ningún momento los negativos efectos de la entrada en vigor" de este decreto en Galicia, que supondrá "la paralización" de las centrales térmicas, la resolución de la actividad de los ciclos combinados y un "notable impacto" en los puertos de A Coruña y Ferrol, además de en la planta de Reganosa y en los empleos auxiliares.

"Galicia no fue escuchada aún por el Gobierno central pro las graves consecuencias del real decreto en nuestra Comunidad y la Xunta rechaza el enfrentamiento que pretende el Ejecutivo central", sentencia Economía e Industria.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento