Olot se apoya en datos policiales para evidenciar que es segura pese a los trágicos crímenes

El consistorio afirma que los casos de Joan Vila y Pere Puig son "puntuales"

El ayuntamiento de Olot (Girona), juntamente con la Policía Local y los Mossos d'Esquadra, ha presentado este jueves la memoria policial de 2010 y ha insistido en que "la ciudad es segura" y que los crímenes cometidos por el celador de La Caritat, Joan Vila, y Pere Puig han sido dos "hechos puntuales".

Según el jefe de los Mossos en la Garrotxa, Blai Ortiz, en Olot los delitos se han reducido un 18% en 2010, respeto los datos de 2009.

Así, han disminuido los robos en establecimientos, empresas, coches y con violencia; y también los delitos contra el patrimonio. "Un dato satisfactorio que se tiene que contener o reducir" ha apuntado.

Un ejemplo del buen trabajo que se está haciendo en Olot es que los robos con fuerza se han reducido a la mitad en un año, ha explicado Ortiz en rueda de prensa.

Con todas estas cifras, lo que pretende el consistorio es conseguir eliminar la sensación de inseguridad que se ha creado con los últimos sucesos y pasar página.

El concejal de seguridad, Albert Rubirola, ha reconocido que la sensación de inseguridad "puede existir", pero que lo que tiene que hacer el ayuntamiento es demostrar que eso no es así.

"Olot no sufre problemas de seguridad", ha asegurado Rubirola, y los datos "tienen que servir para volver a la normalidad".

El concejal ha admitido que en un primer momento tuvieron dudas sobre si presentar o no la memoria policial, ya que no querían que sirviera como excusa para remover los asesinatos cometidos por Vila y Puig, pero que finalmente decidieron que hacerlo era "la mejor manera de pasar página y continuar con la rutina".

En este sentido, Ortiz ha advertido a los periodistas de que no contestaría ninguna pregunta relacionada con los diferentes crímenes, "por respeto a las familias y porqué ambos hechos se encontraban en un proceso judicial".

En cambio sí que ha matizado que el número de agentes de los Mossos d'Esquadra en la zona es óptimo para dar sensación de seguridad, aunque la Garrotas "ya es una comarca segura".

El jefe de la Policía Local, Ignasi López, ha concretado alguno de los datos y ha afirmado que el total de denuncias penales ha pasado de 365 a 304 en un año.

De esta disminución, destaca la reducción del 18% de los delitos que se han producido en el ámbito patrimonial, un hecho que se ha valorado muy positivamente.

Otro dato a destacar es el de los hurtos en el mercado semanal. En 2009 se detectó un repunte de este tipo de robos y en 2010 se ha conseguido bajar la cifra un 73%, pasando de 74 hurtos en 2009 a los 20 de este pasado año.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento