El Museo Arqueológico de Badajoz organiza para este sábado una conferencia sobre 'Sacrificio humano y canibalismo'

El Museo Arqueológico Provincial de Badajoz ha organizado para este sábado, 12 de febrero, a las 11,30 horas, la conferencia 'Sacrificio humano y canibalismo', a cargo del director del Laboratorio de Antropología Física de la Universidad de Granada, Miguel Botella.

El Museo Arqueológico Provincial de Badajoz ha organizado para este sábado, 12 de febrero, a las 11,30 horas, la conferencia 'Sacrificio humano y canibalismo', a cargo del director del Laboratorio de Antropología Física de la Universidad de Granada, Miguel Botella.

El ponente de la conferencia ha impartido clases en otros centros universitarios como Burdeos, e imparte cursos de forma asidua en centros de investigación antropológica de España, Chile, México, Perú y Venezuela, entre otros lugares, según ha informado el Museo Arqueológico en nota de prensa.

Sobre el tema de la charla, el museo explica que el canibalismo era una actividad sistemática y ritual en el México prehispánico y durante el Neolítico prácticamente en toda Europa, según han constatado diversos antropólogos tras el estudio de las marcas que esta práctica dejaba en los huesos humanos,

Desde finales del 3.000 al 2.500 antes de Cristo, el canibalismo era común en toda la cuenca mediterránea europea y en Finlandia, y la carne de los fallecidos se consumía tal vez para asimilar las virtudes o características del difunto.

Los huesos estudiados, con marcas de cuchillos y de dientes humanos y procedentes de hombres, mujeres y niños, aparecieron en basureros mezclados con restos de los animales que conformaban su dieta, lo que constata el canibalismo en el Neolítico, especialmente en un periodo del que apenas se han encontrado sepulturas.

Sólo en Granada se han encontrado once lugares, algunos de ellos en Alfacar, Píñar o Moclín, donde esta práctica era habitual, pero también son numerosos en la fachada mediterránea del resto de España y en Europa.

La manipulación de los cuerpos humanos para su ingesta, mediante cortes, desuello, descarnado o cocción, entre otros, dejó marcas en los huesos que han sido analizadas por estos expertos y han permitido determinar "toda la metodología utilizada en lo que constituían acontecimientos ritualizados".

En cuanto a las culturas mesoamericanas, "los más de 20.000 restos óseos estudiados por estos expertos han demostrado que el canibalismo era sistemático en toda América, lo que posiblemente indica que lo llevaron los humanos que cruzaron el estrecho de Bering cuando ocuparon el continente por primera vez.

Sobre el ponente Miguel Botella, el museo destaca además que es también coordinador del programa de postgrado en Evolución Humana y Antropología Física Forense de la Universidad de Granada y está considerado como uno de los mejores especialistas del país en estudios de marcas en restos óseos.

Ha realizado diversos proyectos de investigación en Chile, México, Perú, Venezuela, Egipto y Sudán, además de en España y es autor de un gran número de artículos y monografías sobre medicina, antropología física y paleoeconomía.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento