La Junta destina casi 3,5 millones de euros a Mariscos de Estero para mejorar su rentabilidad

La consejera de Agricultura y Pesca de la Junta de Andalucía, Clara Aguilera, ha visitado este jueves las instalaciones de la empresa de acuicultura Mariscos de Estero, ubicada en el Parque Natural de las Marismas de Isla Cristina (Huelva) y dedicada a la cría, preengorde y engorde de corvina, dorada, lubina y langostino, empresa a la que la Administración andaluza ha dedicado una subvención de casi 3,5 millones de euros para mejorar su rentabilidad.
NOTA DE PRENSA Y FOTOS
NOTA DE PRENSA Y FOTOS
EP/JUNTADEANDALUCIA

La consejera de Agricultura y Pesca de la Junta de Andalucía, Clara Aguilera, ha visitado este jueves las instalaciones de la empresa de acuicultura Mariscos de Estero, ubicada en el Parque Natural de las Marismas de Isla Cristina (Huelva) y dedicada a la cría, preengorde y engorde de corvina, dorada, lubina y langostino, empresa a la que la Administración andaluza ha dedicado una subvención de casi 3,5 millones de euros para mejorar su rentabilidad.

Según ha informado la Junta en un comunicado, en el marco de las continuas acciones que la Consejería lleva a cabo para apoyar a las firmas andaluzas del sector, a esta empresa se le ha concedido en 2010 una ayuda destinada a costear un proyecto de mejora hidráulica, productiva y ambiental en la granja marina el Tambujal cuyo importe supera los 3,4 millones de euros, el 60 por ciento de la inversión.

Gracias a esta subvención, Mariscos de Estero logrará aumentar la rentabilidad económica de la explotación acuícola al reducir los estanques de cultivo con el fin de aprovechar mejor el flujo de las mareas, disminuyendo así el consumo energético y la dependencia del bombeo que presentan actualmente esta instalaciones.

El criadero de esta empresa onubense alcanzó en 2009 una producción de alevines de 68.500.000 que se suman a los 4.500.000 individuos que desarrollaron su fase de preengorde en la 'nursery', de los cuales 3.350.000, el 74 por ciento, fueron comercializados para engorde. Por su lado, la comercialización de esta empresa relativa a peces que ya han completado la fase de engorde se centra en la dorada (25 toneladas en 2009) y lubina (210 toneladas en el mismo año).

Mariscos de Estero, con una superficie de 300 hectáreas y una facturación anual de 1.955.000 euros, comenzó con su actividad en 1983 al recibir autorización para el cultivo del langostino, si bien con posterioridad ha sido autorizada para ampliar su actividad a las especies de dorada, lubina, lenguado, besugo, almeja, dentón, pargo, salema, corvina, sargo blanco y picudo.

En cuanto a las primeras de estas especies, Aguilera ha destacado el carácter pionero de Mariscos de Estero al cultivar las primeras doradas y lubinas de Andalucía. Por otro lado, la consejera ha mostrado su satisfacción al conocer el reciente acuerdo alcanzado por las principales empresas acuícolas de Andalucía para constituir una plataforma única de venta, un proyecto que también ha estado impulsado por la dirección general de Pesca y Acuicultura de la Junta de Andalucía.

Durante su visita, Aguilera ha adelantado que en la próxima edición de la feria Seafood que se celebrará en Bruselas a primeros de mayo, la Consejería "promocionará especialmente la acuicultura andaluza" y, en concreto, la marca 'Pescado de Estero' para apoyar "el gran potencial de un sector cada vez más importante en la economía andaluza".

Una gran parte de la producción de la empresa se comercializa bajo esta marca que identifica un producto singular y garantiza que se ha producido en base a un sistema sostenible y respetuoso con el medio ambiente localizado en espacios naturales protegidos con alto valor ambiental y ecológico.

Respaldo a la producción artesanal

Por otro lado, la consejera de Agricultura y Pesca ha visitado en Ayamonte las instalaciones de El Balandro, una pequeña empresa especializada en conservas y, sobre todo, en la producción artesanal de salazones de pescado, destacando, en concreto, en la elaboración de sardinas arenques. El Balandro constituye un claro ejemplo de empresa de carácter familiar que, desde sus comienzos, no ha dejado de innovar en producto.

El cinco por ciento de las conservas producidas por El Balandro se destina al mercado andaluz, frente al 95 restante que se comercializa en el resto de España. En salazones, el 18 por ciento se destina a la Unión Europea (UE), y la mayor parte al mercado nacional. En cuanto al congelado, el pulpo eviscerado se comercializa en su totalidad en el mercado nacional —el 12 por ciento en Andalucía y el 88 en el resto de comunidades-, mientras que el despiece de atún cuenta con una importante proyección al exterior, dirigiéndose el 34 por ciento de su producción a la UE.

Gracias al respaldo económico de la Junta de Andalucía, esta empresa culminó en su día un proceso de ampliación y modernización de sus instalaciones, que se trasladaron del casco urbano de Isla Cristina al Polígono Industrial de Ayamonte. Esta iniciativa, que supuso una inversión de más de 3,7 millones de euros, fue cofinanciada con más de 2,3 millones por la Consejería de Agricultura y Pesca, a través del convenio de colaboración suscrito con el Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino (MARM) por la rescisión del acuerdo con el Reino de Marruecos en 1999, y con el fin de adoptar medidas y actuaciones para reactivar y diversificar la actividad económica y crear empleo en aquellas comarcas andaluzas dependientes de la actividad de la flota que faenaba en aguas marroquíes.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento