El proyecto del Soho de Málaga, con el que se pretende la reactivación cultural y comercial del ensanche de Muelle Heredia, podría estar "muy consolidado" en un plazo de tres o cuatro años, aunque aún quedarían "algunos aspectos pendientes", como la parte de espacios privados. Así lo ha indicado el alcalde, Francisco de la Torre, tras la puesta en común este jueves, con los distintos colectivos y asociaciones de vecinos, de las propuestas recogidas en el documento 'Soho Málaga-Barrio de las Artes'.

De la Torre ha apuntado que no se puede hablar de plazos finales, sino que serán las mesas de trabajo creadas las que lo definirán, aunque "un cambio esencial" estará en tres o cuatro años y un cambio "visible en un año o en menos", precisando que estas primeras acciones serán la colocación de banderillas para delimitar el Soho o la imagen de marca. La aportación del Consistorio para esté proyecto superará los 1,5 millones de euros en un tiempo de dos o tres años.

Los objetivos son convertir el ensanche de Muelle Heredia en un espacio de atracción cultural, comercial y de ocio para el ciudadano y el turista, ampliar y facilitar la accesibilidad del peatón, crear rutas alternativas de ocio y cambiar la imagen del barrio dotándolo de un carácter propio.

En la reunión se ha acordado la creación de varias mesas de trabajo, en concreto de cultura, comercio, turismo, urbanismo y una de promoción y marketing. En esta última se definiría, a través de un concurso de ideas, el logotipo del Soho y, por tanto, la marca que acompañaría toda las acciones que se fueran a desarrollar.

"Esta acción tendrá éxito si somos capaces de que la colaboración público privada sea constante en estos próximos años y objetivos", ha afirmado De la Torre, al tiempo que ha insistido en que se podría llegar a desarrollar "sin la colaboración pública, pero no se puede hacer sin la colaboración privada", ya que, como ha apuntado, "es esencial".

Sobre esta colaboración privada ha citado a los comerciantes, a los propietarios de los locales que están vacíos y cómo pueden buscarse "con agilidad e imaginación pasiones" que encajen en la línea de trabajo y las características de "una apuesta por la actividad cultural o gastronómica", entre otras.

SOHO

La idea de crear un barrio cultural en la capital en el ensanche de Muelle Heredia, un Soho malagueño, surgió de los vecinos y comerciantes de la zona para la reactivación cultural y comercial de este espacio, de modo que se produzca una mejora de la imagen del barrio.

En concreto, el espacio, de unas 20 hectáreas y con cerca de 2.500 personas empadronadas, está ubicado en un punto estratégico, entre el puerto, la Almendra Principal, el río y el Parque, y tiene un papel fundamental de unión entre todos esos espacios singulares de la ciudad.

En la reunión mantenida se han recordado "las potencialidades y fortalezas" del espacio, se han explicado las propuestas de urbanismo y el trabajo desarrollado, que "han ido configurando un programa de acción abierto a la participación", ya que se trata de un borrador.

Entre las propuestas de actuación, están las de promoción del barrio, mediante acciones de marketing para convertir esta zona del Distrito Centro "en un barrio cultural". Por ejemplo, la delimitación con banderolas, la creación de una marca, la utilización de pasajes o calles peatonales para exposición de actividades culturales y creativas o la creación de la tarjeta o carné 'Amigo del Soho'.

También entre estas iniciativas, está la colaboración público-privada para apoyar la creación de una Red Cultural formada por Cafés-Culturales y Salas-Reciclaje, normalmente ligados a locales vacíos o plantas bajas de edificios protegidos abandonados que se puedan reciclar; así como facilitar la creación de una Ruta Gastronómica, apoyándose en los comercios especializados existentes y los locales de restauración que ya hay en la zona o también la creación de un paseo infantil, que surgiría en la plaza de la Marina y alcanza la explanada del Centro de Arte Contemporáneo (CAC) Málaga.

Materialización de propuestas

La primera fase de la materialización de las acciones, que podría estar hecha en un plazo menor de seis meses, ya que se considera "urgente", abarca el marketing de la marca Soho, la mejora de la iluminación del entorno y la colocación de banderolas que hagan reconocible el espacio.

La segunda fase se centraría en el proyecto de urbanización y mejora del citado espacio, zonas de juego infantiles, la creación de la plaza y espacios peatonales; convertir el Soho en un barrio accesible, y el reciclaje de los edificios protegidos, pero abandonados en la zona.

En este punto, De la Torre ha explicado que el proyecto abarca la semipeatonalización de Casas de Campo y la peatonalización de Pinzón, aunque las arquitectas responsables del proyecto, Paula Cerezo y Aurora Requena, han apuntado que se trata de un primer borrador, por lo que no está cerrado completamente. El tiempo que se estima para ello es de dos años y dependerá de "la velocidad con la que las mesas vayan definiendo la concreción de los objetivos".

El alcalde de Málaga ha indicado que lo "más complejo" es la parte privada, ya que tiene que dar respuesta a los espacios vacíos, habiendo en esta zona 74 de un total 320 locales, así como la rehabilitación y la reorientación.

"Se irá haciendo en el ámbito de definición de fases una propuesta de ir dejando lo más difícil para el final", ha señalado el regidor, precisando que se comenzará por "lo más esencial", es decir, "donde la relación coste-beneficio sea mayor", como puede ser imagen, marca, iluminación y las acciones de impulso privado. Para De la Torre, este método es "una fórmula muy imaginativa" a la hora de trabajar.

Preguntado por si cualquier persona podrá instalarse para montar algún negocio, ha indicado que eso "está en manos del mercado", precisando que "sería muy bueno" que los propietarios de los locales vacíos se "coordinaran" para condicionar la calidad del negocio con la renta del alquiler, pero "no para monopolizar, sino para coordinarse al servicio de unos objetivos compartidos por todos".

Por último, De la Torre ha manifestado que "si hacemos las cosas con calidad desde el ámbito público y privado, tendrá éxito". No obstante, no ha dejado pasar la oportunidad para invitar a otras administraciones a colaborar con el proyecto y "sumar así sus esfuerzos y conseguir los objetivos".

"Es una acción que debe ser muy constante, muy continua, con ilusión, con una gran facilidad de contacto y diálogo entre lo público y lo privado, y a su vez de cohesión con lo privado para que sume esfuerzo para definir los objetivos y tratar de conseguirlos", ha concluido el primer edil malagueño.

Consulta aquí más noticias de Málaga.