La Policía desmantela un laboratorio de cocaína en un piso y detiene a 12 personas

Agentes de la Policía Nacional de Valencia en la denominada 'Operación caseta' han desmantelado un laboratorio de cocaína en un piso de Valencia y han detenido a 12 personas como presuntas autoras de los delitos de tráfico de estupefacientes y asociación ilícita, según ha informado la Jefatura Superior en un comunicado.
Material incautado por la Policía.
Material incautado por la Policía.
CNP

Agentes de la Policía Nacional de Valencia en la denominada 'Operación caseta' han desmantelado un laboratorio de cocaína en un piso de Valencia y han detenido a 12 personas como presuntas autoras de los delitos de tráfico de estupefacientes y asociación ilícita, según ha informado la Jefatura Superior en un comunicado.

La Operación se ha desarrollado este martes y miércoles entre las 11.00 y las 17.00 horas. Los detenidos son tres mujeres y nueve hombres, de entre 24 y 54 años, todos de origen español a excepción de dos de nacionalidad uruguaya.

Los investigadores han realizado cuatro registros, dos en domicilios de Valencia, uno en un club de alterne y otro en una caseta de campo de Bétera, en donde se incautaron de once kilos de cocaína en bolsas de 500 a 800 gramos; diez kilos de sustancia de corte; bandejas con la droga en fase de elaboración; 338 gramos de hachís en placas y barritas; 200 pastillas de éxtasis; dos prensas con sus moldes; dosis de cocaína preparadas para la venta; cuatro papelinas de cristal y unos 8.000 euros.

Las investigaciones se iniciaron a mediados de octubre, cuando los policías tuvieron conocimiento que en una caseta de campo de Bétera, se podrían estar vendiendo, al parecer, sustancias estupefacientes.

Como consecuencia de las investigaciones y de los dispositivos de vigilancia establecidos, los policías averiguaron que se trataba de un grupo organizado, en el que cada uno de sus componentes tenía una función específica y pudieron determinar que uno de los detenidos era el responsable de adquirir la sustancia intervenida para posteriormente llevarla al piso de Valencia, donde dos personas, una de ellas conocida como el 'cocinero', de origen uruguayo, eran las encargadas de manipular las sustancias.

Una vez todo preparado, serían distribuidas a traficantes de pequeña escala, en un bar del distrito de Tránsitos o en el domicilio de uno de los miembros de la organización, que contaba con la colaboración de dos familiares, que en ocasiones le acompañaban para cobrar a los compradores que se retrasaban en los pagos.

Los investigadores realizaron cuatro registros, dos en dos domicilios de la ciudad de Valencia, uno en un club de alterne y otro en una caseta de campo de Bétera, en donde intervinieron lo arriba citado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento