Fuentes del departamento de Educación han informado que el niño, que sigue en coma en la UCI del Hospital Sant Joan de Déu, sufre un tumor que no se había detectado anteriormente y que los informes médicos han descartado que sufra un traumatismo craneal a consecuencia de un golpe.

La familia del pequeño, alumno de la escuela Baltasar Segur de Valls (Tarragona), aseguró inicialmente que el niño había quedado en coma tras recibir una patada intencionada en la cabeza por parte de un compañero de clase.

El niño se sintió indispuesto el pasado 21 de febrero y fue trasladado al hospital Joan XXIII de Tarragona, donde fue intervenido de urgencia de un coágulo en el cerebelo, y fue trasladado después al Hospital Infantil Sant Joan de Déu de Barcelona.

NOTICIAS RELACIONADAS