La Audiencia Nacional ha estimado el recurso del Ayuntamiento de Carreño y anulado definitivamente la orden que permitía la ampliación del Plan de Utilización de Espacios Portuarios del Puerto de El Musel a las 32.4 hectáreas del Alto de Aboño para proceder a su explanación, al no considerarla ajustada a derecho.

Según informó la asociación de vecinos de Xivares El Tranqueru, la sentencia tiene el mismo sentido que la suspensión cautelar dictada por el Tribunal Supremo en noviembre de 2010.

El juez de la Audiencia hace hincapié en que no se requirió el preceptivo Estudio de Impacto Ambiental y en la desprotección que la actuación pretendida por la Autoridad Portuaria de Gijón causaría sobre las playas de Peña María y Xivares.

Según los vecinos de Xivares, la sentencia es además "plenamente coincidente" con las tesis del Defensor del Pueblo Español que, ya en 2008, emitió un dictamen en el que apoyaba la postura vecinal y que motivó que el Ayuntamiento elevara recurso contra esa orden, que se promulgó sin el preceptivo Estudio de Impacto Ambiental.

Con el fallo en la mano, los vecinos han advertido de que lucharán por la reposición de los daños causados en los edificios, lavaderos, estatuas y parques de el Alto de Aboño y que estaban "absolutamente fuera de la legalidad".

Consulta aquí más noticias de Asturias.