El grupo Banca Cívica tiene previsto acelerar la salida de 1.100 prejubilaciones para que queden culminadas en su integridad a lo largo de 2011.

Esta es una de las decisiones que se han comunicado este miércoles en la reunión de la comisión de seguimiento de la mesa laboral y que provoca que los costes de explotación se reduzcan en, al menos, 55 millones de euros este año. En 2012 el ahorro ascenderá a 110 millones.

A partir de la semana que viene, las direcciones de personas de las cajas se pondrán en contacto con los trabajadores que encajan en el marco de las prejubilaciones, según ha informado en un comunicado el grupo formado por Cajasol, Caja Navarra, CajaCanarias y Caja de Burgos.

Tras la integración de las cajas, el grupo ha decidido reorganizar su red comercial y concentrar 120 oficinas del total de sus 1.600 puntos de venta. Si se tiene en cuenta el centenar de oficinas que Cajasol ha cerrado en los últimos meses, el grupo ha reducido desde el inicio del plan de ajuste alrededor de un 15 por ciento su red comercial.

En paralelo a la comisión de seguimiento se ha informado a todas las oficinas implicadas en el proceso, cuyos profesionales cuentan con las garantías recogidas en el acuerdo laboral de Banca Cívica.

Por último, en la comisión de seguimiento de la mesa laboral se ha anunciado que los consejos de Banca Cívica y de las cajas van a estudiar la aprobación de la aportación del cien por cien de los pasivos y activos de las cajas a Banca Cívica. El total de la plantilla de las cajas también pasará a formar parte del grupo en los próximos meses.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.