El Departamento vasco de Interior ha decidido rebajar las sanciones que hasta ahora se imponían a los agentes de la Ertzaintza por la comisión de faltas disciplinarias de carácter grave o muy grave, adecuándolas a las que se contemplan en otros regímenes disciplinarios policiales "más modernos".

Según ha explicado en un comunicado, la Consejería ha adquirido este compromiso en la reunión mantenida este miércoles con los sindicatos ELA, ESAN y CC.OO. en el marco de la denominada Mesa 103, que reúne a los representantes sindicales de la Ertzaintza con los responsables de recursos humanos del Departamento.

El encuentro, primero que se celebra tras el reciente abandono de las negociaciones por parte de los sindicatos ErNE y SIPE, "ha servido para continuar con el diálogo" entre el Departamento y los representantes de los ertzainas que permanecen en la mesa de negociación sobre "aspectos sustanciales" para las condiciones laborales de los agentes.

Entre los contenidos de la reunión, se han abordado los trabajos para reformar la Ley de Policía, modificación en cuyo marco el Departamento ha decidido modificar el actual régimen disciplinario, que "data de los comienzos de la Ertzaintza", para adecuar la naturaleza de las sanciones a las de otros regímenes disciplinarios policiales "más modernos".

De este modo, las consideradas faltas graves, que, hasta ahora, podían conllevar sanciones que iban desde los cinco días hasta los dos años de inhabilitación, reducen su duración máxima a un año, mientras que las muy graves, que iban de dos a cuatro años, pasan a tener una duración de uno a cuatro años, si bien se mantiene la posibilidad de expulsión definitiva de la Ertzaintza para determinados casos de especial gravedad o alarma social.

Las negociaciones entre el Departamento y los sindicatos presentes en la Mesa 103 continuarán durante las próximas semanas para seguir abordando nuevos aspectos relacionados con la reforma de la Ley de Policía, el Decreto de Provisión de Puestos de Trabajo, la regulación de la segunda actividad en la Ertzaintza, la disminución de las tasas de absentismo y aquellos apartados del Acuerdo Regulador de las Condiciones Laborales, que no conlleven coste económico.

Desde la Consejería, han destacado que el objetivo "compartido" por ambas partes es poder llevar al Consejo de la Ertzaintza para su aprobación durante el próximo mes de marzo las modificaciones consensuadas de la Ley de Policía y del Decreto de Provisión de Puestos de Trabajo.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.