Los grupos municipales del PSOE y del BNG en el Ayuntamiento de Vigo han pactado este miércoles un "documento de mínimos" con las bases de desarrollo de la futura Área Metropolitana, para mantener una posición común y trasladarla a la Xunta de Galicia, un acuerdo del que ha quedado fuera el PP debido, según el alcalde, Abel Caballero, a su "falta de voluntad y negación absoluta de diálogo".

Nacionalistas y socialistas salieron de la Junta de Portavoces con un acuerdo que se basa en seis principios básicos. Por un lado, que el Área Metropolitana no suponga coste adicional para los ciudadanos; que impida la duplicidad de administraciones -con "transferencia real" de competencias por parte de Xunta y diputación—; y con solvencia y suficiencia financiera, es decir, con aportaciones del gobierno gallego, de la diputación y de los propios municipios.

Asimismo, el documento plantea como condición previa que no haya un incremento neto de personal funcionario; que se definan las competencias; y que todos los municipios estén suficientemente representados en los órganos de gobierno, según su población, y con un factor corrector que beneficie a los Ayuntamientos más pequeños.

Tanto el teniente de alcalde, Santiago Domínguez (BNG), como el alcalde, Abel Caballero, han coincidido en criticar la posición del PP, que no se ha sumado a un acuerdo en el que "se han puesto por encima los intereses del territorio.

Así, el edil nacionalista ha reprochado a los populares que mantengan posiciones distintas según la administración en la que están, mientras que el alcalde ha mostrado su esperanza de que el PPdeG desautorice a sus concejales de Vigo y asuma el documento común, hecho "para dar cabida a todas las fuerzas políticas".

Rechazo del pp

Por su parte, el portavoz del grupo popular, José Manuel Figueroa, ha explicado en rueda de prensa que su grupo se ha quedado "sorprendido" de que se convoque la Junta de Portavoces para elaborar un documento de consenso "nueve días después de que se acabara el plazo de exposición pública y alegaciones" al anteproyecto. A ese respecto, ha preguntado por qué no se ha intentado el acuerdo antes y por qué el gobierno municipal no ha puesto en conocimiento de la oposición las alegaciones presentadas.

Figueroa ha indicado que el PP va a esperar a que se respondan las alegaciones presentadas y a que continúe el trámite administrativo para que la ley se apruebe en el primer semestre de 2011. "Parece que al alcalde le fastidia que la Xunta de Feijóo sí cumpla su promesa sobre el Área Metropolitana, no como el bipartito, que no movió ni un papel", ha apuntado, al tiempo que ha recordado que Caballero no cumplió dos de sus compromisos electorales: la creación de un Área Metropolitana de 28 municipios y la consecución para Vigo de una Carta de Municipalidad.

Por otra parte, el portavoz del PP ha apuntado que las reclamaciones de socialistas y nacionalistas ya se contemplan en el anteproyecto presentado por la Xunta, y ha negado que el conselleiro de Presidencia y el presidente de la diputación provincial tengan visiones diferentes sobre el Área Metropolitana. "Rueda y Louzán son buenos compañeros de partido, saben lo que necesita Vigo y la provincia, y los dos van en la misma dirección: quieren el mejor proyecto de Área Metropolitana para Vigo y comarca", ha sentenciado.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.