Médicos del Mundo ha abandonado la mesa de la prostitución y ha calificado de "psicótica" y de "esquizofrenia política" la actuación que está llevando a cabo el Ayuntamiento de Málaga en relación con este asunto, criticando el "conflicto ciudadano" generado por la administración local.

Desde el colectivo han indicado a través de un comunicado que el Consistorio "por un lado, manifiesta su intención de elaborar proyectos para atender a las personas en situación de prostitución sin poner medios para llevarlos a cabo, y por otro lado, en el Polígono Guadalhorce se persigue, atosiga y acorrala a estas personas".

En este sentido, han precisado que en seis meses "no se ha concretado ninguna actuación ni se ha librado ninguna partida presupuestaria para proyectos, lo que nos hace cuestionarnos la intencionalidad política de llevarlos a cabo". "No hay una medida ni alternativa municipal que tenga en cuenta la precariedad de este colectivo", han añadido.

"Muy al contrario, se esta pidiendo documentación a personas inmigrantes en situación de irregularidad administrativa como medida coercitiva para que abandonen el Polígono", han apuntado, al tiempo que han señalado que "el 98 por ciento de las personas que ejercen la prostitución son inmigrantes".

Asimismo, entienden que la aplicación de sanciones económicas y similares "ponen en riesgo la ya de por si precaria situación socioeconómica de este colectivo afectando a sus condiciones de habitabilidad y cobertura de sus necesidades básicas, con el consiguiente deterioro de su estado de salud".

Así, desde el colectivo han manifestado que ha sido el Ayuntamiento "el que ha elaborado la ordenanza municipal para que las personas en situación de prostitución no estén en el Polígono, criminalizando una actividad que no es ilegal y aumentando más si cabe su marginalidad".

En este punto, han incidido en que "ha sido el Ayuntamiento y las asociaciones de vecinos los que han propuesto el nuevo emplazamiento y también el Ayuntamiento y otras asociaciones de vecinos los que, por diferentes motivos, impiden que estas personas se trasladen, aunque el nuevo emplazamiento no incumple la propia ordenanza municipal".

"Esto nos hace pensar que estas maniobras responden a intereses puramente electoralistas", han indicado, precisando que con estas actuaciones, "lejos de conseguir los objetivos de convivencia ciudadana lo que se logra es acentuar la situación de invisibilidad, estigmatización y mayor dificultad de acceso a la salud de este colectivo".

Además, han considerado que así no se aborda "de forma efectiva ni el fenómeno de la prostitución, ni el de la mendicidad, ni el de las personas sin techo que viven en la calle" y han incidido en que así las personas en situación de prostitución "han pasado de ser consideradas víctimas a ser tratadas como verdaderas delincuentes".

Desde Médicos del Mundo en Málaga entienden que el Ayuntamiento "defiendan el buen uso de los espacios públicos como lugares de convivencia, pero también que lo sean para toda la ciudadanía por igual sin distinción", por lo que consideran que "no se puede abordar esta situación de forma unilateral sin contar con toda la población afectada".

Desde el colectivo han recordado que como organización humanitaria llevan más de 10 años atendiendo a estas personas y han manifestado su "seria preocupación por las consecuencias que pueden tener estas actuaciones". "Médicos del Mundo en Málaga seguirá atendiendo a este y otros colectivos", han indicado, al tiempo que han ofrecido su experiencia y disponibilidad "para colaborar en aquellas iniciativas que traten los problemas de estos colectivos en toda su amplitud y con una clara voluntad de actuación".

Consulta aquí más noticias de Málaga.