La presidenta de la Ponencia para la Ley de Igualdad entre Mujeres y Hombres, Isabel Llinàs, convocará el jueves de la próxima semana una reunión de este organismo para debatir las enmiendas parciales presentadas por el PP y UM a esta normativa, aprobada por el Govern el pasado 11 de junio y que, entre otros aspectos, contempla que el impago de las pensiones se considerará un caso de violencia económica contra las mujeres equiparable a la violencia física o psicológica.

En declaraciones a Europa Press, Llinàs ha respondido así a las declaraciones de la consellera de Asuntos Sociales y diputada del Bloc, Fina Santiago, quien esta mañana ha criticado que la entrada en el Parlament del presidente del PP, José Ramón Bauzá, ha coincidido con el bloqueo por parte del PP de la tramitación de la Ley de Igualdad, dado que, según ha revelado, Llinàs le informó este martes de que no tenía intención de convocar este órgano.

Llinàs ha recordado que es ella, junto al letrado de la Cámara, la encargada de convocar la citada Ponencia, de la que Santiago "no forma parte", razón por la cual, según ha indicado, no tiene por qué "anticipar" a la consellera de Asuntos Sociales sus planes de convocar este órgano el jueves de la próxima semana, tal como se acordará mañana en la Mesa de la Comisión de Asuntos Sociales.

Pese a la convocatoria de la Ponencia, ha reconocido que desconoce si dará tiempo a tramitar la Ley para que pueda ser aprobada en uno de los cinco Plenos del Parlament que quedan pendientes en esta legislatura, teniendo en cuenta, además, que "no será suficiente con una única reunión de la Ponencia, dado que se tienen que debatir las más de 30 enmiendas parciales presentadas tanto por el PP, como por UM".

No obstante, la diputada 'popular' ha criticado que al Govern "le haya entrado ahora la prisa" por aprobar esta normativa, cuando a lo largo de esta legislatura, "no ha desarrollado ni un solo artículo de la Ley para la Mujer aprobada en 2006 y que hoy aún está vigente".

Además, ha censurado que ni en 2009 ni en 2010, la Conselleria de Asuntos Sociales ha otorgado una línea de subvenciones a las asociaciones de mujeres para la puesta en marcha de proyectos dirigidos a este colectivo para ayudar, sobre todo, a las mujeres en situaciones de riesgo, tal como se hizo en 2008, "cuando se destinaron 200.000 euros".

"el govern no puede vender gestión"

"A pesar de que era un compromiso del pacto por la gobernabilidad, ahora le están entrando las prisas al Ejecutivo, ya que como no puede vender gestión, ya que no la ha hecho, quiere vivir de los titulares de las leyes que le quedan pendientes", ha resaltado Llinàs, quien ha augurado que la Ley de Igualdad "no va a solucionar los problemas y las dificultades por las que están pasando hoy día las mujeres".

Así, ha advertido de que tal como está planteada, esta normativa "no será útil", debido a que contempla la creación de "cuatro o cinco organismos diferentes para poder quitar competencias al Institut Balear de la Dona, que hoy día es un referente en las islas en políticas de igualdad".

En esta línea, ha criticado que la nueva estructura ideada por el Ejecutivo supondrá "más gasto público y más funcionarios en una situación económica en la que no estamos para crear nuevos organismos".

Tras calificar de "dura" la acusación que le ha hecho Santiago de "secuestrar" la Ley de Igualdad, Llinàs ha remarcado que "nunca ha habido un atasco tan grande de Leyes en el Parlament, como el que vivimos ahora, con nueve Proyectos de Ley pendientes de tramitación parlamentaria".

Concretamente, ha detallado que están pendientes de tramitación y, por tanto, "duermen el sueño de los justos" las Leyes de Función pública; Buena Administración y Buen Gobierno; Protección del Entorno de La Real; Transferencias de Competencias a los Museos de Mallorca; Igualdad entre Mujeres y Hombres; Policía Autonómica; Protección de Animales; Consultas Populares y la Ley del Suelo.