Manifestantes en Egipto
Manifestantes en la plaza Tahrir de El Cairo (Egipto). EFE

Al menos cuatro personas han muerto este miércoles y otras sesenta han resultado heridas, 13 de ellas graves, en enfrentamientos entre la policía y los manifestantes en un oasis del sur de Egipto, según ha informado una fuente de los servicios de seguridad.

Entre los heridos en los enfrentamientos, registrados frente a la comisaría de la localidad de Jarga, en la provincia meridional de Wadi al Guedid, hay veinte policías.

Según la fuente, los agentes se vieron obligados a disparar por la violencia de los manifestantes que protestaban contra el jefe de la policía por supuesto maltrato.

Testigos presenciales explicaron que una multitud se dirigió a la comisaría para protestar por la detención de unos jóvenes y que los agentes de policía abrieron fuego ante la avalancha de manifestantes.

Revueltas en todo Egipto

Esto ocurre en el día en que las manifestaciones en El Cairo llegan al Parlamento y se registra el número más alto de personas que salen a la calle para pedir la marcha de Mubarak.

Por otro lado, en Port Said, en el noreste de Egipto, varias personas quemaron el coche del gobernador y rodearon la sede del gobierno provincial en una manifestación por la demora en la entrega de unas viviendas que las autoridades les habían prometido.

Asimismo, trabajadores del canal de Suez, que une el mar Mediterráneo con el mar Rojo y por el que pasan 2,5 millones de barriles de petróleo diarios, llevaron a cabo hoy protestas para pedir mejoras salariales y contra la precariedad laboral.

Estos incidentes ocurren dentro de la revuelta popular en Egipto, que hasta ahora ha transcurrido sobre todo en El Cairo, Alejandría y Suez, contra el régimen de Hosni Mubarak, que ha estado durante tres décadas en el poder.