Varios miembros de la Asociación de Maltratados por Administración (AMA, entidad que agrupa a los afectados por sentencias firme de derribo en la costa cántabra) estudian la posibilidad de emprender una huelga de hambre.

Así lo ha adelantado el presidente de esta asociación, Antonio Vilela, al término de una ronda de reuniones con representantes de los grupos parlamentarios para estudiar el proyecto de Ley sobre las indemnizaciones a los propietarios de viviendas.

AMA tiene lo que denominan Grupo de los Jueves, una serie de miembros que cada jueves protagonizan concentraciones ante sedes institucionales para protestar por la situación de todos los afectados.

Es en el seno de este grupo donde ha surgido la idea de la huelga de hambre, algo que desde AMA dicen que "ven con mucha preocupación" y que analizarán en una reunión extraordinaria, este domingo, a las 12 del mediodía en Argoños.

"La preocupación es máxima en la asociación sobre todo por las consecuencias que una acción de este tipo puede tener en la salud de personas que llevan muchas años de sufrimiento. Este tipo de situaciones nos coloca ante una realidad que los responsables políticos no ven, o no quieren ver, la desesperación de muchas familias, por la falta de soluciones, que están apunto de explotar por la tensión acumulada", señalan.

Ronda de contactos

Precisamente, este jueves ese Grupo se concentrará, a las 11 horas, frente al Parlamento de Cantabria, mientras representantes de la asociación se reúnen con el portavoz del Grupo Socialista, Francisco Fernández Mañanes, dentro de la ronda de contactos con los partidos con representación en la Cámara cántabra.

El objetivo de estos contactos es hacer ver a los grupos la "necesidad" de "mejorar" el proyecto de Ley aprobado por el Gobierno con el que se pretende que los afectados puedan cobrar indemnizaciones por sus viviendas antes de que se ejecuten los derribos.

En el marco de esa ronda, se han reunido con la vicepresidenta primera del Parlamento, la regionalista Rosa Valdés, a la que han trasladado su "preocupación" por la "falta de concreción" de esta norma, así como su "temor" a que acabe siendo "papel mojado" que no aporte soluciones. Valdés se ha comprometido a estudiar sus peticiones, según cuenta AMA.

Y después, han mantenido un encuentro con la vicepresidenta segunda, María José Sáenz de Buruaga; y el diputado José Manuel Igual (a su vez alcalde de Arnuero), ambos del Partido Popular, con quienes han estudiado las enmiendas que el PP presentará a esta norma.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.