El sindicato UGT ha denunciado que el nuevo convenio de la empresa Arquisocial, radicada en Irún (Gipuzkoa) y que presta servicios a domicilio en esta localidad, se ha negociado "al margen" del Comité de empresa.

En un comunicado, UGT ha criticado que el preacuerdo para el convenio de la empresa Arquisocial "se ha alcanzado sin contar con la opinión del conjunto de las trabajadoras y dejando al margen a parte del Comité de empresa en las negociaciones del mismo".

El sindicato, que cuenta con el 40 por ciento de la representación del Comité de empresa, ha asegurado que no ha sido convocado a la reunión mantenida el pasado lunes en la que se abordó la negociación del nuevo Convenio.

"Este preacuerdo que será de aplicación a todas las trabajadoras de la empresa y que recoge, entre otras cosas, una congelación salarial para los años 2011 y 2012, así como la subida del IPC del Ayuntamiento para el 2013 y la eliminación de un plus de jornada partida que afecta en torno al 50 por ciento de la plantilla, es un claro retroceso con respecto a los derechos alcanzados en el anterior pacto de empresa", ha censurado.

UGT ha explicado que tras terminar el 31 de diciembre de 2010 la vigencia del Convenio de empresa, que era el que se les aplicaba a las trabajadoras tal y como venía recogido en el pliego de condiciones de la adjudicación del concurso público, al no haber ningún otro acuerdo de referencia de ámbito provincial, la empresa comunica al comité de empresa que a partir de esa fecha aplicará el convenio marco estatal que regula ese sector.

Ante esta situación, el Comité, compuesto por tres representantes de ELA y dos de UGT, pidió la negociación de un nuevo Convenio. Según UGT, "previamente y de manera unilateral, al margen del Comité, ELA decide convocar una huelga en la empresa".

En este sentido, ha puntualizado que "es incierto que la totalidad de las trabajadoras estuvieran de acuerdo con la convocatoria de la huelga y evidentemente tampoco con la desconvocatoria de la misma, tal y como han asegurado los responsables del sindicato ELA".

Para UGT, este conflicto "se ha cerrado en falso, es decir de manera temporal", ya que "si en un futuro la empresa decidiese no negociar el pacto de empresa, a las trabajadoras se les volvería a aplicar el acuerdo marco estatal".

Por ello, ha considerado "de vital importancia que se regule en el ámbito provincial el convenio de Ayuda a Domicilio, para proteger a todas las trabajadoras en igualdad de condiciones al margen de la empresa adjudicataria y de si hay que renovar el pacto de empresa o no".

Consulta aquí más noticias de Guipúzcoa.