El hombre acusado de atracar en 2009 una sucursal bancaria en la calle Silla del Rey de Oviedo, de la que se llevó 257,50 euros, -que fueron recuperados y entregados a la entidad- ha aceptado la pena de dos años de prisión que solicitaba para él la Fiscalía.

Según informaron fuentes jurídicas a Europa Press, el juicio se celebró de conformidad este miércoles en el Juzgado de lo Penal número 3 de Oviedo.

De acuerdo al relato de los hechos del Ministerio Público, sobre las 09.30 horas del 2 de abril de 2009, el acusado entró en la sucursal y sin mediar palabra depositó delante del empleado un papel en el que había escrito: "Esto no es una broma, es un atraco, llevo pistola, mantengan la calma, entrégueme rápidamente todo el dinero y nadie saldrá herido. A continuación devuélvame este papel. Sin nervios y no le pasará nada. Repito no es una broma".

Al tiempo que daba a leer al empleado el escrito, extrajo una pistola que aparentaba ser un arma de fuego real, con la que encañonó al empleado. Tras obtener 257,50 euros se dirigió a la salida y abandonó el lugar.

Al cabo de una hora, el acusado decidió entregarse a la Policía, llamando personalmente a las 10.33 horas al 091 para indicar el lugar en el que se encontraba.

La pistola que portaba estaba cargada con un cartucho de fogueo en la recámara y sin el seguro puesto. Además, llevaba un cargador con cartuchos de fogueo, un pasamontañas y una navaja. Todo el dinero fue recuperado y entregado a la entidad bancaria.

Consulta aquí más noticias de Asturias.