Los sindicatos se muestran cautos y esperan "expectantes" a la reunión de esta tarde con miembros del Gobierno regional para conocer novedades con el fin de llegar a acuerdo sobre la Ley de Medidas Extraordinarias para la Sostenibilidad de las Finanzas Públicas.

De lo contrario, aseguró en declaraciones a Europa Press el secretario de la Intersindical, Toni Carrasco, sería una "decepción".

A la espera que de comienzo la reunión, prevista para las cinco de la tarde, los sindicatos confían en un nuevo movimiento por parte del Ejecutivo murciano por el mero hecho, subrayó Carrasco, "de que Gobierno central haya admitido el endeudamiento, lo que pudiera significar la rectificación y retirada de la Ley, que es el motivo expuesto por el presidente Valcárcel".

De hecho, la vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, ha asegurado que el Ministerio de Economía autorizará todas las peticiones que hagan las comunidades autónomas para refinanciar los vencimientos de su deuda en 2011, tal y como ocurrirá con Cataluña.

Demandan las 35

Horas semanales

En concreto, los sindicatos esperan una nueva propuesta alternativa que incluirá una nueva redacción por escrito sobre los temas principales que fueron objetos de negociación en la última reunión de este martes, como la jornada laboral, el Plan de Acción Social, las retribuciones y la rebaja salarial en caso de incapacidad temporal.

El secretario general de FETE-UGT, Antonio Francisco Ferrández, señaló que en la reunión del martes "hubo avances del Gobierno regional", aunque señaló que "el único cambio destacable" del Ejecutivo respecto al documento que plantearon a primera hora "es que reducir la ampliación de la jornada laboral a los 36 horas y media".

Ferrández indicó que este aumento de la jornada "es el principal escollo" en la negociación, y precisó que UGT "no acepta un aumento de la jornada laboral porque, lo que demandan los trabajadores en la Asamblea, son las 35 horas semanales". El resto de temas, indicó, "se pueden hablar".

Por ello, ha mostrado su esperanza en que la Administración "sea capaz de flexibilizar sus posturas y que al final exista un equilibrio, de forma que igual que los sindicatos ceden en aspectos como el Plan de Acción Social, en el plan de pensiones, en la homologación del Personal de Administración y Servicios o la reducción salarial".

"Esperamos que la Administración sea sensible y atienda a las reivindicaciones sobre la jornada, que consideramos una regresión laboral que va a conllevar la pérdida de cientos de empleos", añadió Ferrández, aunque la disposición adicional segunda "especifica una vigencia de las medidas hasta el 31 de diciembre de 2011".

A pesar de esto, UGT espera que "exista una confirmación más a regla de que esto, luego no se va a prorrogar, no existe ninguna garantía a este respecto y la Administración tiene que dejarlo muy claro", precisó.

Consulta aquí más noticias de Murcia.