Elena Salgado
La vicepresidenta segunda del Gobierno, Elena Salgado, en la sesión de control en el Congreso. Paco Campos / EFE

La ministra de Economía, Elena Salgado, ha aclarado este miércoles que si las comunidades quieren refinanciar su deuda, no tienen que tener aprobado formalmente su plan de austeridad porque ello no supone un incremento del volumen total de deuda, algo que los presidentes autonómicos "deberían conocer antes de hablar".

Ahora no se ha hecho ninguna rectificación En declaraciones a RNE, Salgado se ha referido así a la polémica generada después de que el Gobierno avanzara que autorizaría a la Generalitat de Cataluña a endeudarse y de que varias comunidades denunciaran que se podría producir un "trato de favor".

Salgado ha recordado que en 2010 las 17 comunidades autónomas solicitaron y recibieron autorización de endeudarse para amortizar deuda, por lo que ha precisado que ahora no se ha hecho ninguna "rectificación".

En este sentido, ha dicho que Cataluña no tiene ninguna excepción a la que pueda acogerse y ha señalado que en este momento ya hay autorización para amortizar deuda en el año 2011 de manera formal para Andalucía, Galicia, Madrid y Comunidad Valenciana. Ha añadido que la petición de Cataluña todavía no ha llegado formalmente pero cuando llegue se tramitará y se autorizará, pero ha insistido en que se harán las comprobaciones necesarias que aseguren que las solicitudes de las autonomías son para amortizar deuda.

"Respuestas rápidas"

Salgado ha insistido en que aquellas comunidades que tengan vencimientos de deuda en este año y que necesiten o bien hacer emisiones o bien contraer préstamos con entidades bancarias para poder alargar el plazo de vencimiento necesitan solicitar autorización, y ha recalcado que ésta no exige que se haya aprobado formalmente el plan de reequilibrio económico financiero. Ha explicado que es necesario la aprobación de dicho plan cuando se desea incrementar el volumen de deuda pero no cuando simplemente se trata de una refinanciación, porque en ese caso el volumen de deuda no aumenta.

En cualquier caso, Salgado considera que los presidentes autonómicos deberían conocer lo que se aprueba en los Consejos de Política Fiscal y Financiera (CPFF) antes de hacer algunas declaraciones, y ha lamentado que a veces se tengan "deseos de dar una respuesta pronta o algún prejuicio".