La Policía Local de Vélez-Málaga (Málaga) ha intervenido unos 500 kilogramos de fruta y verdura robada en diversas explotaciones agrícolas del municipio a lo largo de los últimos tres meses, periodo en el que los agentes han efectuado 1.235 controles en fincas, que se han saldado también con cuatro detenciones y dos vehículos incautados.

Así lo ha dado a conocer en rueda de prensa el concejal de Policía Local en el Ayuntamiento de Vélez-Málaga, Juan Herrera (PSOE), quien ha hecho balance de los primeros meses de funcionamiento de la campaña de vigilancia en el campo puesta en marcha por este cuerpo a raíz de los numerosos hurtos denunciados por los agricultores.

Herrera ha ofrecido los datos correspondientes al periodo comprendido entre el 1 de noviembre de 2010 y el 31 de enero de 2011, y se ha mostrado "muy satisfecho" de la labor desarrollada por los agentes, "ya que se están obteniendo éxitos en la prevención de los robos que tanto daño hacen a nuestros agricultores".

El concejal ha explicado que, en total, la Policía ha efectuado ocho operaciones, en las que ha intervenido media tonelada de género robado, "entre el que se encontraban frutas y verduras diversas, como chirimoyas, aguacates, naranjas, limones, alcachofas o mangos, que alcanzan un alto valor en el mercado".

Entre las intervenciones policiales del último trimestre, destaca la desarrollada hace unos días en una explotación agrícola situada en la carretera que une los núcleos de Almayate y Valle-Niza, en la que los agentes detuvieron a tres personas que estaban robando aceitunas y devolvieron los frutos incautados al propietario del olivar.

Para el edil, más que la cifra total de fruta incautada, la importancia de la presencia de los agentes en las inmediaciones de las explotaciones agrícolas "está en la imagen disuasoria que se está ofreciendo hacia los amigos de lo ajeno, que de esta forma se sienten más perseguidos".

El intendente jefe de la Policía Local, José Andrés Montoya, ha explicado que el esfuerzo de los agentes no solo se ha centrado en la vigilancia en el campo, sino que también ha consistido en controlar la distribución y venta de los productos en puestos de venta ambulante y en corridas de frutos, con el fin de detectar posible género robado.

Junto al concejal y al jefe policial han comparecido Carlos Blázquez y Benjamín Faulí, representantes de la Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (Asaja) de Málaga, que han agradecido el esfuerzo de la Policía Local por intensificar la vigilancia "y combatir la incesante oleada de robos que se están produciendo".

"Aunque los hurtos continúan, la oficina de Asaja en Vélez está recibiendo menos denuncias y más agradecimientos de los agricultores, que observan satisfechos la mayor presencia policial", ha indicado Faulí, que ha insistido en que al agricultor "agradece que se vuelvan a ver las luces de los coches policiales patrullando por el campo".

Consulta aquí más noticias de Málaga.